Comunicado Oxchuc

sin-titulo-jpg

 

“Naturaleza y ser humano están unidos, de forma que poseen un mismo destino común”.

-Leonardo Boff

 

Oxchuc, Chiapas, a 20 de noviembre de 2016

 

A la opinión pública,

A las comunidades del municipio de Oxchuc,

Al gobierno municipal de Oxchuc,

Al Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación,

A los gobiernos Estatal y Federal,

A las organizaciones de derechos humanos no gubernamentales nacionales e internacionales,

A los obispos de México,

A los medios de comunicación,

A las diferentes creencias religiosas,

A los hermanos y hermanas del Pueblo Creyente,

A los hombres y mujeres que defienden la paz:

 

¡Alto al gobierno de unos cuántos!

¡Queremos un gobierno para la comunidad por usos y costumbres!

 

Nosotros representantes de las comunidades indígenas tsotsil, ch’ol, tseltal, miembros del Movimiento en Defensa de la Vida y del Territorio peregrinamos para expresar las demandas sociales de nuestros municipios y advertir de los riesgos que implica el modelo extractivo para nuestro territorio. Es preocupante que vivamos en un Estado que no atiende y no escucha las demandas sociales del pueblo indígena y mestizo. Nuestros gobernantes están al servicio de las empresas extranjeras y de las reformas estructurales y dan la espalda a las necesidades del pueblo.

 

Hermanos y hermanas, ayer en el municipio de Altamirano denunciamos las enfermedades sociales y de los ricos, pero nos faltó denunciar otra que es la enfermedad de poder.

Los partidos políticos son una gran enfermedad que contagia a muchas personas y que atrae a sus víctimas para que se contagien. Hemos visto cómo las personas se transforman al tener poder y dinero. Los partidos políticos se han convertido en una especie de ídolo, de los que habla la Biblia en el libro del Éxodo,en el capítulo 32: es un ídolo de metal que los hombres hemos fabricado pero que también podemos dejar de adorar.

Los partidos políticos como los ídolos de la Biblia reciben sacrificios y ofrendas. Esos sacrificios son a veces vidas de personas o gente que por defender a otros termina en la cárcel. El becerro de oro no es inofensivo, es peligroso porque tiene servidores que le llevan sus ofrendas. Los partidos políticos son esos ídolos y los servidores todos aquellos que se unen a uno de ellos por la paga que reciben. Tratan de convencer a las demás personas de que debes adorar a su ídolo y como hay muchos ídolos, todos quieren que vayas con el suyo. En esa lucha por el poder nos arrastran a sus conveniencias y nos dividen internamente. Por eso Dios le dice al pueblo de Israel: “Yo seré tu Dios y tú serás mi pueblo”. Nosotros solamente queremos adorar a un solo Dios y su palabra.

 

En el municipio de Oxchuc hay una situación de idolatría que ha pasado de generación en generación, una sola familia nos ha llevado a adorar su ídolo para beneficiarse solamente ellos. En ese sentido, no queremos continuar con esa misma forma de división que nos han dejado los partidos políticos. Por eso hoy denunciamos los años de corrupción que han llevado tanto Norberto Sántiz López como su esposa María Gloria Sánchez Gómez; ellos son una familia enferma de poder, pues por segunda vez han querido estar en el poder pero ahora con otro partido.

Ante eso decimos: ¡Basta, Basta, Basta! No queremos seguir una forma de gobierno que no vela por el interés de todos. Tenemos el derecho como pueblos indígenas de autogobernarnos. No queremos que una sola familia siga en el poder, deseamos un gobierno realmente comunitario. Tenemos el derecho como pueblos indígenas de autogobernarnos.

Es por eso que hoy, nosotros, el Movimiento en Defensa del a Vida y el Territorio, le comunicamos al Magistrado Presidente del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación, el Sr. Constancio Carrasco, que no aceptamos ni aceptaremos de ninguna manera la orden que dio de restituir a María Gloria Sánchez Gómez como alcaldesa de este municipio. Nuestro pueblo demanda el derecho de autogobernarse por medio de usos y costumbres, y exigimos seamos escuchados y respetados en nuestra decisión. ¡No queremos más partidos políticos en nuestro municipio!

Sabemos que el gobierno se interesa por nuestras tierras porque son territorios de gran riqueza, pero nosotros no vemos la riqueza monetaria, son nuestras casas y nuestras milpas. ¡No queremos extractivismo!. Sabemos que el gobierno quiere hacer una supercarretera para luego concesionarla a algún dueño de capital y que se enriquezcan más atropellando nuestros derechos.

Sabemos que el gobierno del Estado quiere mostrar a Chiapas en los medios de comunicación como un lugar de atracciones turísticas, como un lugar en el que se puede invertir, pero desde aquí les decimos a todos los medios que Chiapas tiene muchas comunidades indígenas que sufren por falta de empleo, por falta de servicios de salud, por el hambre de todos los días. Esa es la realidad del otro Chiapas que no muestran los medios.

k

De manera enérgica le decimos a los gobiernos del Estado y Federal que no seremos despojados de nuestras tierras, no seremos más despojados de nuestras raíces, no seremos nunca más engañados por las mentiras de los partidos políticos.

Nos han dividido los partidos políticos, el alcoholismo y otras religiones. Por si fuera poco, somos divididos también por los programas de gobierno los cuales nos condicionan con las migajas que nos dan. Además, a quienes nos organizamos nos amenazan y a quienes nos defienden los intimidan o agreden. Exigimos un alto a las amenazas y represiones.

Pero ante todas estas amenazas sabemos en quién tenemos puesta nuestra fe y nuestra esperanza. Nuestra fuerza está en Dios y en nuestra solidaridad.

¡Vivan las comunidades de Oxchuc!

¡Viva la Tierra y el MODEVITE!

 

Dado en el municipio de Oxchuc dentro de la Diócesis de San Cristóbal de las Casas, Chiapas, a los 20 días del mes de noviembre del año 2016.

 

MOVIMIENTO EN DEFENSA DE LA VIDA Y EL TERRITORIO

PUEBLO CREYENTE DE LAS PARROQUIAS DE:

Candelaria, Huixtán, Tumbalá, Cancúc, Tenejapa, Oxchuc,

Ocosingo, Altamirano, Chilón-Sitalá, Yajalóny Salto de Agua.

DIÓCESIS DE SAN CRISTÓBAL DE LAS CASAS, CHIAPAS.

Anuncios

Foro Oxchuc: Gobiernos Comunitarios

A domingo 20 de noviembre de 2016

Oxchuc, Chiapas, México

 

Foro:     Gobiernos comunitarios

 

Sobre el gobierno comunitario en Cherán, Michoacán

 

Ponente: Salvador López

 

“Me da gusto estar con ustedes ante este pueblo de tanta historia. Les contaré la experiencia que tuvimos con respecto a la lucha y el por qué de la defensa. La gente se pregunta qué es lo que pasa en Cherán. Esto pasa en todas las comunidades del país.

 

Haciendo un poco de historia, a partir de 2008, empezaron el saqueo de nuestros bosques. Mi comunidad es como su casa, ahí tenemos muchos pinos, árboles. Teníamos. Sufrimos la devastación por un grupo de gente ajena a la comunidad, de gente que venía custodiada por los malos, que les llamamos. Comenzó el saqueo y unos compañeros comuneros (como decimos de forma popular), se les pusieron al brinco y terminaron bajo tierra o con amenazas o desaparecidos.

 

Para 2011 las cosas estaban graves, hubo un momento en el que casi perdimos la dignidad las comunidades. A la gente que bajaba del monte con sus camiones de madera ya no los podíamos mirar de frente porque nos decían: “¿qué pasa, quieres algo?”. Pero hubo un momento en el cual, gracias a Dios, al espíritu de los comuneros y gracias a la gente que tiene esa chispa, pudimos hacer algo, es algo que tenemos nosotros los de las comunidades indígenas. Hubo muchos intentos antes para revelarnos, para defendernos, pero ese 15 de abril unas mujeres con otros jóvenes emprendieron la lucha por la defensa de nuestros bosques, de nuestra vida. Ya para ese tiempo las cosas estaban graves. En ese 15 de abril por la madrguada detuvimos algunos talamontes. Los resguardamos en una capilla que llamamos El Calvario. Nosotros no matamos a nadie, solamente nos defendimos, lo único que queremos es estar en paz, vivir en paz. Que la gente respete nuestra forma de vida. Que la gente tome en cuenta nuestra forma de vivir. De ahí para adelante se formaron en las esquinas de mi comunidad pequeñas fogatas, para qué, para las defensas porque teníamos retenidos a unos talamontes en las capillas. Pensamos que sus compañeros vendrían a resctarnos, y traían buenas armas. Y nosotros solo palos, hachas, cohetes. Hicimos fogatas en las esquinas y eso nos ayudó porque ahí salieron nuestros vecinos, y también peleamos nosotros con nuestros hermanos.
El asunto ahí estaba indiviual entre nosotros, a veces no conocíamos quién vivía a la vuelta de la cuadra. Al implementar las fogatas empezamos platicas sobre los problemas que nos ocasionaron. Los partidos políticos nos parten. Había hermanos que pertenecían a algunos de ellos, había diferencia de ideas. La familia es la parte que nunca debe romperse, es la parte que se debe mantener. En la fogata empezamos a platicar lo que nos aquejaba. También mi compañero y yo formamos parte del primer gobierno por usos y costumbres en mi comunidad. Pertenecemos a un consejo que se llama Administración Local, se encarga de los servicios básicos de la comunidad: Panteón, Aseo público, Obras públicas, Intendencia, Rastro municipal, todos los servicios básicos de la comunidad.

 

Los cuatro del consejo concordamos en ideas, nos ayudó que después del trabajo nos quedabamos a platicar, nos tomabamos un café, platicabamos sobre los problemas más graves a los cuales no les dabamos salida de forma rápida. Habia que ver la posibilidad mejor de hacer las cosas. Eso es lo mejor que veo, que es un gobierno comunitario, la platica de dos o más personas. Como dicen, dos cabezas piensan mejor que una y más de dos, mejor.

 

En mi comunidad hay cuatro barrios, estaba una persona por barrio. Yo pienso de una manera en conjunto con mis compañeros para darle la mejor salida a los problemas que nos aquejaban.

 

Cuando iniciamos el gobierno nos daba miedo salir a hacer compras a una ciudad. Estamos cerca de Zamora y Uruapan. Cuando íbamos por refacciones o cosas, siempre íbamos con el teléfono en la mano por si nos salían por ahí, el temor era muy grande. Los cuatro miembros y la estructura de gobierno logramos salir avante. Lo que me gusta es que mi pueblo está cambiando en su fisionomía, en sus calles, en su gente. Lo más importante es que nosotros como personas, cambiemos.

 

Cuando había un problema la gente lo gritaba, nosotros decíamos, sí, está bien. Vamos a buscar una solución. No pues, ustedes, nos decían. Y nosotros decíamos “no”. La solución la vamos a buscar entre ambos: Tú que vas a poner y yo qué voy a poner. No vamos a poner dinero sino voluntad para hacer las cosas. Si hay voluntad de las dos partes, uno tiene que ceder.

 

Después de todo este proceso y lo que me da gusto es que tenemos una seguridad garantizada al interior de la comunidad. Afuera de nuestra comuniad están graves, está difícil. Puedo salir a cualquier hora sin problemas, mis hijos pueden jugar en las calles, en las tardes, felices. Antes la gente se encerraba a partir de las siete de la noche porque teníamos temor a los levantones, porque llegaran los malos a echar bala. Allá el asunto estaba difícil. Le dejo el micro a mi compañero. Alguna vez nos dijeron que eran muy inocentes al pensar que se hiciera lo que estabamos planeando, nos tachaban de ilusos: “Cómo se le ponen al gobierno”, pero mientras haya gente con una inocencia muy marcada es bueno porque podemos soñar en vivir mejor y para que las cosas se hagan realidad, primeramente hay que soñarlas, porque sin sueños no tenemos nada”.

 

Ponente: Rafael Vicente Durán

 

“Hombres, mujeres, niñas, niños, yo soy purépecha, soy igualito que ustedes, de una cultura que es indígena. Yo cuando los veo comer me da gusto y siento que mi pueblo está al ladito de este cerro. Así me siento con ustedes. Los veo compartir. Los veo cuando se parten el alimento y me recuerdan todo, todo de mi pueblo. Cómo se ayudan y sobre todo cómo rezan, cómo oran, veo su fe grande y me recuerdan a mi gente. Si ustedes siguen así van a hacer cosas grandiosas. El espíritu une, el espíritu acompaña. Pero todo lo que desune, todo lo que nos divide no es del espíritu, no es de Dios.

 

Nosotros nos dimos cuenta de eso y quiero pedirles desde mi corazón y desde mi mente que luchen siempre contra aquellos que los dividen, incluso con el miedo, porque nosotros por miedo perdimos gran parte de nuestra Madre Tierra, de nuestra “nanacheri”, perdimos como la dignidad, la vida. Yo entiendo que nos decian a todos lo pueblos indígenas, las culturas. No somos nada sin nuestras tierras, aire, agua, sin nosotros mismos como hermanos.

 

¿Por qué decidimos emprender un gobierno diferente más allá de los partidos politicos, de una persona, de una persona que siente que sabe, que piensa por nosotros? Eso es lo que debemos de hacer. Debemos hacer gobierno de nuestras vidas, de nuestra forma de relacionarnos, nuestras fiestas. Eso es nuestro gobierno.

 

A mí me enojan los políticos rateros, corruptos, que viven de nosotros. Y por qué voy a parecerme a ellos si me enojan. Me ofrecieron dinero, pero no, aquí no se trabaja así. Nosotros nunca ganamos 30,000 mil pesos, nosotros ganamos 4,000 pesos. Si nosotros ganabamos 4,000, ellos, los del aseo ganaban 2,000. Los gobiernos deben ser servidores, administradores de lo que ustedes generan. Yo no he visto ningún gobierno trabajar. Nos cansamos de la complicidad del gobierno con el crimen.

 

Y lo llamamos ahora así con todo el nombre, porque también yo le decía a Dios: tengo miedo, qué hago. Y en mi mente me contestaba: “No te preocupes, el mal es grande pero yo soy enorme”. Por eso los veo a ustedes, quiero verlos a los ojos, ustedes son hombres de fe, pueden tener caminos diferentes, pero ayúdense. ¿Hasta dónde qieren llegar juntos…? Ahorita soy feliz en mi casa porque antes de que se hiciera el movimiento yo llegaba con miedo. Porque tengo miedo en mi tierra, en mi casa, en mi calle. Perdimos eso. El sistema nos hizo egoístas, pensar por nosotros, que yo voy a tener más. Así me di cuenta que desconocía a mis vecinos, que me iba alejando de ellos, de mis hermanos. Es más grande el valor de platicar, de comer con ellos. No importa que seamos pobres, pero darnos cuenta que uno está acompañado, que a uno lo escuchan, que lo hacen sentir importante. No cuesta nada. Solo disposición de venir caminando, alabando, dando gracias. Eso se tiene que hacer gobierno, pero se tiene que hacer servicio, los gobiernos son servicios. No son fuentes de poder para enriquecerse. Los usan los políticos para hacer dinero, eso no es un gobierno comunitario. En el se sirve, se acompaña, se decide juntos.

 

Sin territorio no somos nada, sin acompañamiento no somos nada. Cherán es una realidad, no tenemos un presidente. Son 12 personas que nos representan a toda la comunidad. Hay 12 zonas operativas y nos cuidamos. El dinero es como el Diablo, lo ves y no sabes qué quieres hacer. Así somos nosotros para jalarnos las orejas, para decirnos: “Así no es”.

 

Gracias, yo estoy feliz, hermanos. Nos pusieron indígenas, yo les digo “hermanos de culturas hermanas”, yo soy purépecha”.

 

 

Testimonio sobre el alcoholismo en Oxchuc

 

Ponente: Una mujer indígena

 

“Qué causa el alcoholismo. Donde quiera que hemos pasado escuchamos mucho hablar de alcoholismo, en todas las parroquias que hemos pasado.

 

En Oxchuc también existe pero con este movimiento estamos luchando.

 

El gobierno que tenemos ahorita es de nuestro pueblo, necesitamos acabar el alcoholismo, pero empieza desde ustedes.

 

En nuestra familia cuando llega nuestro marido nunca nos recibimos de brazo, tenemos miedo del maltrato. Hasta los hijos huyen de la familia. Es por eso que este movimiento acabaremos el alcoholismo. La frase que meciono: “Soy tu padre, tengo dinero”, no es cierto. Hace falta maíz, frijol, las cosas de los niños. Abramos los ojos y acabemos con el alcoholismo. Por eso me dieron la oportunidad de que yo sea mujer y estoy en contra del alcoholismo. Nos defendamos ahora como mujeres, tenemos derechos, ya no queremos más maltratos.

Invito a las mujeres a hacer el esfuerzo de prohibir a que tomen alcohol al marido a sus hijos porque ahí empieza el ataque al alcoholismo, para dejarlo. Estamos pobres y pobremente en nuestra familia, nos gastamos el dinero en el alcohol, pero aquí el que vende se enriquece, no se preocupa nada. Y eso no es la vida verdadera que debemos tener como creyentes. Esta lucha que estamos haciendo no es nada más a la Madre Tierra porque también se desprecida a las mujeres de hoy. La Madre Tierra no quiere que sea maltratada y las mujeres no queremos más maltrato por medio del alcohol.

 

En nuestro municipio se sabe que se sigue vendiendo a escondidas pero eso se va a acabar totalmente, que más personas se unan para acabarlo.

 

Yo creo que la major manera de combatir el alcoholismo es que lo que tomaron ayer, yo no los juzgo pero les recomiendo que ya no compren más, piensen y tengan conciencia por el futuro de sus hijos. El borracho dice: “Yo no tengo miedo de morir ni de matar, pero no sabe del problema que le deja a la familia”. Que tengan conciencia y piensen qué van a decir si los abandonan sus mujeres por borrachos”.

 

 

Colectivo de estudiantes en defensa de la tierra, pueblos indígenas y del territorio de Guanajuato

 

Ponente: Sandra Catalina González Figueroa

 

“El movimiento surge por la falta de organización en el pueblo de Guanajuato. Compañeros luchan contra vender sus territorios ante empresas. Autoeléctricas, contra la contaminación. Es un estado con alto grado de feminicidio. 90 asesinadas. El estado solo reconoce 24, por eso existe el colectivo”.

 

 

Sobre el territorio de Oxchuc

 

“Sobre las costumbres, tradiciones, de cómo lucharon para tener nuestros territorios, respetar ríos, arroyos, cuevas, montañas. Iban a hacer oraciones a los lugares sagrados que consideraban, prendían sus velas, eran cerros grandes, tenían animales, tigres. Había muchos pinos, ahorita se acabó todo, los animales no los vemos, han talado mucho el pino para vender a los grandes empresarios de otro estado.

 

Los abuelos supieron cuidar la tierra, no utilizaban nada de fertilizantes, y comian yerbas y ahorita no hay nada.

Tenían sus consejos comunitarios, administraban. Escogían a una persona honesta, que tenía el valor de cuidar al pueblo.

 

Este movimiento que ha llegado aquí en nuestro pueblo nos motiva a ver la realidad y rescata, aunque por ahí contaron que eran zapatistas, pero no, somos peregrinos en defensa de la vida y el terriotorio.

 

Los gobiernos y los ricos nunca nos han querido, nos llaman animales salvajes.

 

Con la lucha que estamos haciendo vamos uniéndonos y mirándonos a los ojos nuestras necesidades, porque el gobierno nunca ha sabido cuidar de la Madre Naturaleza, siempre ha querido ganar y ganar. Ellos ganan desde el municipio, ganan milones.

 

En nuestro pueblo ha habido una familia que se ha querido ganar a costa del pueblo de Oxchuc, pero gracias a Dios, con la oración de nosotros hemos podido sacar para que nombremos a uno que sea de nuestro pueblo, que respete nuestras costumbres, tradiciones, nuestra naturaleza. Invitamos creyentes, de otra religión, que se sumen, que se pongan al servicio del pueblo”.

Comunicado Altamirano

 

sin-titulo-jpg

“La Madre Tierra militarizada, cercada, envenenada, donde se violan sistemáticamente derechos elementales, nos exige actuar. Construyamos entonces sociedades capaces de coexistir de manera justa, digna; y por la vida juntémonos y sigamos con esperanza defendiendi y cuidando la sangre de la Tierra y sus espíritus”.

-Berta Cáceres.

 

Altamirano, Chiapas, a 19 de noviembre de 2016

 

A la opinión pública,

A las comunidades del municipio de Altamirano,

Al gobierno municipal de Altamirano,

A los gobiernos Estatal y Federal,

A las organizaciones de derechos humanos no gubernamentales nacionales e internacionales,

A los obispos de México,

A los medios de comunicación,

A las diferentes creencias religiosas,

A los hermanos y hermanas del Pueblo Creyente,

A los hombres y mujeres que defienden la paz:

 

¡Alto a la división que viene de fuera!

¡Sí a la unidad de nuestras comunidades!

 

Nosotros representantes de las comunidades indígenas tsotsil, ch’ol, tseltal, miembros del Movimiento en Defensa de la Vida y del Territorio peregrinamos para expresar las demandas sociales de nuestros municipios y advertir de los riesgos que implica el modelo extractivo para nuestro territorio. Es preocupante que vivamos en un Estado que no atiende y no escucha las demandas sociales del pueblo indígena y mestizo. Nuestros gobernantes están al servicio de las empresas extranjeras y de las reformas estructurales y dan la espalda a las necesidades del pueblo.

 

Hermanas y hermanos, estamos en un momento de nuestra historia en el que nos han defraudado muchas instituciones, pero también en un momento donde no queremos defraudar a los nuestros, este año gracias a que nos organizamos en nuestra lucha logramos que se cerraran cantinas que ocasionaban tanto daño a nuestras familias, que hacian que tuvieramos el corazón dividido. Pero gracias a nuestro caminar nos dimos cuenta que si juntamos nuestros corazones podemos acercarnos a sanar nuestra tierra que está herida. Queremos ser un solo corazón entre nosotros, con Dios y con la Madre Tierra.

Sabemos que en el mundo hay enfermedad, gran parte de esto es por nuestras acciones que dañan y contaminan a la madre tierra y por las malas acciones que de nuestro corazón salen. Nuestros antepasados no tenían las enfermedades que ahora tenemos: cáncer, diabetes, contaminación, entre muchas otras. ¿De dónde han venido estas enfermedades? De los alimentos que consumimos, de la contaminación de nuestros suelos, agua y aire, así como de nuestros sentimientos de odio, miedo y venganza.

Pero hay enfermedades de otro tipo, son aquellas que podríamos llamar enfermedades sociales, las cuales causan graves daños a nuestras comunidades, las enferman y las matan: la venta de drogas, de alcohol, las personas que ejercen violencia contra sus parejas y en su hogar, la delincuencia, la prostitución y la falta de empleo.

Hay otras enfermedades que nos están amenazando, esas enfermedades son las de la codicia de los empresarios y el gobierno. Su enfermedad causa mucha destrucción y contaminación, ellos están enfermos de avaricia y avanzan devorando todo a su paso. Los síntomas de esa enfermedad llegan hasta nuestros pueblos y comunidades como amenazas de construcción de carreteras, de presas hidroeléctricas, de proyectos para el turismo, etc. Los megaproyectos son una enfermedad que lleva a la muerte de nuestra Tierra, la muerte de nuestras culturas y la muerte de nuestro ecosistema. Eso no lo queremos en nuestro territorio.

Frente a esas enfermedades hoy nos pronunciamos y nos manifestamos en contra. Defendemos la vida. Por eso estamos aquí caminando. Es en verdad un logro saber que no caminamos solos, que el Movimiento en Defensa de la Vida y el Territorio se conforma de 11 municipios, y en cada uno de estos pueblos hay comunidades, familias y personas con rostros concretos. Con la fuerza de esa unión hoy alzamos la voz en el municipio de Altamirano para hacer presentes nuestras demandas:

  • Exigimos a las autoridades municipales y estatales que detengan la venta de madera y la tala inmoderada de árboles.
  • Nos manifestamos en contra de la venta de nuestros ríos y el saqueo de recursos naturales de nuestra región de parte del gobierno y los empresarios.
  • Rechazamos las Reformas Estructurales que el Gobierno Federal maquinó para hacer ganar más dinero a los que tienen más, pues en realidad solo son un instrumento para empobrecernos más.
  • Exigimos mayor seguridad pública porque cada vez son más frecuentes los asaltos, secuestros y asesinatos en nuestro municipio.
  • Repudiamos la violencia intrafamiliar, el abandono de los hombres a sus familias y el abandono de los ancianos.
  • No queremos que haya pornografía extendida en los celulares y el internet, eso afecta a nuestros niños y jóvenes.
  • Nos declaramos contra el alcoholismo, la venta ilícita de bebidas embriagantes y contra los cantineros que se hacen ricos a costa de esta enfermedad que es el alcohol.
  • Manifestamos nuestro rechazo total a la drogadicción en nuestras comunidades.
  • Exigimos a las autoridades oportunidades de trabajo para su pueblo, así como oportunidades de estudio para los y las jóvenes de nuestras comunidades.
  • Exigimos respeto a nuestra cultura, a nuestras tradiciones y necesitamos gozar de libertad plena para autogobernarnos.

Así como el día siempre llega después de la noche, nosotros sabemos que vendrá la alegría, la paz, la seguridad y la justicia, que su luz brillará resplandeciente por encima de todas las largas noches de oscuridad que hemos pasado. Y esta esperanza nos viene de Dios y de nuestra unión al caminar.

¡Viva el Movimiento en Defensa de la Vida y el Territorio!

¡Vivan los pueblos unidos!

 

Dado en el municipio de Altamirano dentro de la Diócesis de San Cristóbal de las Casas, Chiapas, a los 19 días del mes de noviembre del año 2016

 

MOVIMIENTO EN DEFENSA DE LA VIDA Y EL TERRITORIO

 

PUEBLO CREYENTE DE LAS PARROQUIAS DE:

Candelaria, Huixtán, Tumbalá, Cancúc, Tenejapa, Oxchuc,

Ocosingo, Altamirano, Chilón-Sitalá, Yajalón y Salto de Agua.

DIÓCESIS DE SAN CRISTÓBAL DE LAS CASAS, CHIAPAS.

Comunicado Ocosingo

sin-titulo-jpg

“Una ciudad no vive sólo de ciudadanos, instituciones y servicios sociales. En ella viven también paisajes, árboles, pájaros, animales, montañas, piedras, aguas, ríos, lagos, mares, atmósfera, aire, estrellas en el firmamento, el sol y la luna. Sin tales realidades, moriríamos de soledad, como dijo un sabio indígena”.

-Leonardo Boff

 

Ocosingo, Chiapas a 18 de noviembre de 2016

Pronunciamiento del pueblo creyente de la parroquia San Jacinto de Polonia, Diócesis de San Cristóbal de las Casas.

 

A los pueblos Indígenas y no indígenas del Estado de Chiapas y México,

A los medios de comunicación alternativa,

A las organizaciones independientes de derechos humanos, locales, regionales e internacionales,

A la prensa nacional e internacional,

A las distintas agrupaciones religiosas,

Al pueblo en general,

 

Compañeras y compañeros

Hermanas y hermanos:

Desde los pueblos indígenas y no indígenas de Chiapas en México y en el mundo, el día de hoy nos encontramos en este espacio público para buscar la paz y la justicia. Nuestros pueblos y comunidades indígenas de las regiones y cañadas de Ocosingo no estamos solos. Luchamos contra la violencia y el despojo de nuestros territorios, venimos a expresar nuestra inconformidad y por eso damos a conocer con esperanza y alegría lo siguiente.

Hoy más que nunca llamamos a la unidad para enfrentar las problemáticas que se están generando para la mayoría de los pueblos y habitantes de México, éstas son las reformas estructurales en educación, salud, condiciones laborales, economía, finanzas, gestión, administración y aprovechamiento de los recursos energéticos y recursos naturales que son de todas y todos los mexicanos y las mexicanas.

Es hora de despertar y unirnos más para defender nuestra madre tierra, nuestros bosques, selvas y recursos naturales, la cultura y nuestros derechos como pueblos indígenas para tener una vida digna en el respeto a la tierra y territorio, a la autonomía. En cuanto a la salud, una vez más alzamos nuestra voz para exigir la destitución del Director del Hospital Básico “20 camas” de Ocosingo, el Dr. Carlos Martínez Ríos Aguilar y de todas las personas corruptas que cobran salario bajo su cargo en el mencionado Hospital; ya que hemos denunciado casos de negligencia médica, falta de atención, maltratos, insultos y humillaciones por lo que exigimos la inmediata destitución de esta persona a las autoridades correspondientes de los tres niveles de gobierno; nos ofrecieron diálogos para atender estas denuncias y hasta hoy han incumplido sus palabras, faltando a sus compromisos.

Denunciamos enérgicamente el alcoholismo que destruye principalmente a las familias, a las mujeres, a los niños y a la base fuerte que es la sociedad. Pedimos que se cierren los centros nocturnos, las cantinas, los depósitos de alcohol y cerveza porque causan violencia, muerte y desapariciones. Por eso hacemos un llamado a las autoridades y a los responsables, especialmente al Presidente Municipal y al jefe de la jurisdicción sanitaria.

Rechazamos el proyecto de construcción de la súper carretera San Cristóbal-Palenque. Rechazamos los proyectos ecoturísticos, la explotación de minas y el saqueo de los recursos naturales, el aumento constante de la gasolina y las altas tarifas de la energía eléctrica.

Denunciamos la incidencia de las dependencias de gobierno como la CONAFOR, FANAR (RAJAS actualmente) y en general de todos proyectos de gobierno en comunidades indígenas de la selva los cuales han traído como consecuencia una grave confrontación y una división irremediable entre los habitantes que provoca miseria en nuestras comunidades.

Los pueblos indígenas de esta zona nos manifestamos una vez más por el no desalojo de las comunidades de la Selva Lacandona.

Rechazamos también las reformas estructurales promovidas por el gobierno Federal y Estatal, en especial la educativa, nosotros decimos: No a la privatización de la educación de nuestros hijos.

Denunciamos a los partidos políticos que llegan a nuestras comunidades a engañar. Estamos cansados de las mentiras, especialmente del Presidente Municipal “Tito” Albores, quien no ha cumplido sus compromisos.

Como pueblos creyentes impulsados por la palabra de Dios y el clamor de la Madre Tierra, expresamos nuestro rechazo a todo lo que está dando muerte a la vida. Nuestro Señor, al mirar la situación de nuestros pueblos nos anima desde las palabras del Libro del Éxodo: “He visto la humillación de mi pueblo en Egipto y he escuchado sus gritos cuando son maltratados, yo conozco su sufrimiento y por esta razón estoy bajando para librarlo del poder de los egipcios y para hacerlos subir a un país grande y fértil, a una tierra que emana leche y miel”

Como Movimiento en Defensa de la Vida y el Territorio (MODEVITE), queremos que sepan como pueblo de Dios que hemos venido a manifestar y a enfrentar los dolores de nuestros pueblos indígenas y mestizos. Para nosotras y nosotros no hay mejor ofrenda que seguir optando por la vida y por nuestros hermanos, que seamos revolucionarios pacíficos para encontrar la paz, la justicia, la igualdad y así encontrar un cambio verdadero de nuestros pueblos, municipios, Estados y País.

Dado en la Parroquia de San Jacinto de Polonia dentro del municipio de Ocosingo, Chiapas, a los 18 días del mes de noviembre del año 2016.

MOVIMIENTO EN DEFENSA DE LA VIDA Y EL TERRITORIO

PUEBLO CREYENTE DE LAS PARROQUIAS DE:

Candelaria, Huixtán, Tumbalá, Cancúc, Tenejapa, Oxchuc,

Ocosingo, Altamirano, Chilón-Sitalá, Yajalón y Salto de Agua.

DIÓCESIS DE SAN CRISTÓBAL DE LAS CASAS, CHIAPAS.

 

Día 1 y 2 de la megaperegrinación del MODEVITE en Salto de Agua y Tumbalá, Chiapas (15/11/2016)

 

Día 1 y 2. Arranca la cuarta megaperegrinación del MODEVITE. Somos hombres y mujeres totsiles, tseltales y ch’oles de diversas comunidades que integran el Movimiento en Defensa de la Vida y el Territorio. Vamos a peregrinar durante 12 días por 11 municipios, desde Salto de Agua hasta Jovel, para reconocer la grandeza de nuestro territorio. Vamos a pasar por sus bellos ríos caudalosos, por sus montañas verdes, por sus bosques todavía frondosos. Reconoceremos los diferentes rostros indígenas de nuestra gente. Celebraremos la vida según los ritos de cada comunidad. Rezaremos y danzaremos para agradecer las maravillas de nuestra cultura, la belleza de la creación y de nuestra Madre Tierra. Pero también escucharemos los problemas de nuestras comunidades y los riesgos que amenazan a nuestra cultura y a nuestra Madre Tierra con megaproyectos y supercarreteras. Nos uniremos en una sola voz para dar voz a la tierra que clama respeto y protección y que exige de todos una actitud de cuidado y agradecimiento. Esta peregrinación será un momento de gracia para nosotros, porque conversaremos, reflexionaremos y soñaremos como un solo pueblo.

Comunicado Chilón

sin-titulo-jpg

El Evangelio es vida, no muerte. Por tanto, en fidelidad a Jesús, debemos ser críticos contra el sistema imperante y los gobiernos que no cuidan la vida digna de los pueblos. Son necesarias estas denuncias, y no podemos quedarnos callados; pero no nos quedemos ahí. De manera consciente y organizada, desde la Palabra de Dios y el Magisterio de la Iglesia, hagamos lo que nos toca y que depende de nosotros”.

-Felipe Arizmendi Esquivel, obispo de San Cristóbal de las Casas*

Chilón, Chiapas, a 17 de noviembre de 2016

A la opinión pública,
A los gobiernos federal, estatal y municipal,
A las organizaciones de la Sociedad Civil,
A los organismos de derechos humanos no gubernamentales nacionales e internacionales,
A los medios de comunicación,
A los obispos de México,
A las diferentes creencias religiosas,Al pueblo de Chilón y sus alrededores:

¡El agua es un derecho, no es una mercancía!

Son ya 4 días los que hemos recorrido en esta megaperegrinación para unirnos como pueblos indígenas y mestizos a defender nuestros derechos y los de nuestra Madre Tierra.

El Día de hoy nos unimos como MODEVITE al movimiento del agua en Chilón en su esfuerzo para velar por la justa distribución de éste liquido vital en todo el pueblo. También reconocemos los esfuerzos de otros grupos que trabajan en esta región, como lo son los adherentes de la sexta declaración de la selva Lacandona al Movimiento de los pueblos originarios, a Yip Ts’umbalil y demás organizaciones. Muchos estamos preocupados por lo que estamos viviendo en esta etapa de resistencia contra el capitalismo y el mal gobierno, por eso, unámonos en una sola lucha para conducir a nuestros pueblos rumbo a la vida buena.

_mg_3156-copia

Reconocemos la lucha que el Movimiento del Agua ha llevado a cabo desde hace ya más de un año en Chilón. Esta organización busca el libre y justo acceso al agua para todos a través de la organización ciudadana en los barrios. Son hombres y mujeres, tseltales y mestizos, adultos y jóvenes que decidieron organizarse hace un año debido al desabasto continuo de agua ocasionado por la negligencia de las autoridades municipales para prestar dicho servicio. Hasta el día de hoy siguen organizados en una lucha pacífica, sin color partidista, sin un único credo religioso y con el genuino deseo de contribuir a la armonía de nuestro pueblo.

Ustedes son una muestra de la defensa de la madre tierra, son ejemplo de organización social desde la base, son muestra de que es posible hacer frente al monopolio de poder que el gobierno quiere tener sobre los regalos que nos da nuestra Casa Común. Les agradecemos su lucha y los animamos a continuar organizándose por su pueblo, porque en definitiva ¡el agua es un derecho, no es una mercancía! Las palabras del Papa Francisco en su encíclica Laudato Sí nos animan al decir que: “Mientras se deteriora constantemente la calidad del agua disponible, en algunos lugares avanza la tendencia a privatizar este recurso escaso, convertido en mercancía que se regula por las leyes del mercado”.

De igual manera, el Consejo Nacional de Evaluación de la Política de Desarrollo Social (CONEVAL), afirma que el 70% de la población del municipio de Chilón vive en estado de pobreza** y esto se contrapone al alto presupuesto anual que recibe el ayuntamiento que rebasa los 700 millones de pesos. Es un insulto hacia la gente que el gobierno reciba tanto dinero y que aún así éste sea uno de los municipios más pobres del país. ¡Ya basta del mal gobierno!

Son muchas otras más las problemáticas en este lugar y es por ello que a continuación presentamos nuestras demandas, las cuales exigimos sean resueltas por las instancias correspondientes:

-Alto a la privatización del agua y del mal manejo de este recurso vital para todos.

-Alto a la intimidación de los integrantes del movimiento del agua por parte del gobierno de este municipio.

-No queremos a los soldados de gendarmería en Chiapas.

-Rechazo total a la reforma de salud. Necesitamos atención médica sin seguro popular. Queremos medicamentos gratuitos en los hospitales y centros de salud.

– Nos unimos a la exigencia por la derogación de las reformas estructurales que sólo benefician a algunos cuantos y no a los más necesitados.

– Clausura inmediata a la clínica de salud en la cabecera municipal, la cual lleva años en construcción. Basta de jugar con la salud del pueblo.

– Cumplimiento de la promesa de campaña del Gobernador actual de aplicar una tarifa preferencial de la luz para el Estado.

– Cierre a las cantinas clandestinas. Cierre a las casas de citas.

Animamos al pueblo chilonero a permanecer en vigilancia para alcanzar la armonía en los hogares, exhortamos a las organizaciones independientes de este municipio para continuar su lucha y exigimos al gobierno que se ponga al servicio del pueblo al que supuestamente sirve.

Dado en el municipio de Chilón, dentro de la Diócesis de San Cristóbal de las Casas, Chiapas, a los17 días del mes de noviembre del año 2016.

MOVIMIENTO EN DEFENSA DE LA VIDA Y EL TERRITORIO

PUEBLO CREYENTE DE LAS PARROQUIAS DE:

Candelaria, Huixtán, Tumbalá, Cancúc, Tenejapa, Oxchuc,

Ocosingo, Altamirano, Chilón-Sitalá, Yajalón y Salto de Agua.

DIÓCESIS DE SAN CRISTÓBAL DE LAS CASAS, CHIAPAS.

* Homilía en la peregrinación para concluir el Congreso sobre la Pastoral de la Madre Tierra. Fecha: 26 de enero de 2014.

**Obtenido desde: http://www.coneval.org.mx/coordinacion/entidades/Documents/Chiapas/principal/07informe2012.pdf

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

COMUNICADO TUMBALA

Tumbalá, a 15 de noviembre de 2016
A la opinión pública,
A la comunidad del municipio de Tumbalá
A los gobiernos Estatal y Federal,
A las organizaciones de derechos humanos no gubernamentales nacionales
e internacionales,
A los obispos de México,
A los medios de comunicación,
A las diferentes creencias religiosas,
A los hermanos y hermanas del Pueblo Creyente,
A los hombres y mujeres que defienden la paz:
Pronunciamiento de La Parroquia San Miguel Arcángel ante la
situación económica, política y social de nuestras comunidades:

Hermanos y hermanas, sean todos ustedes bienvenidos y bienvenidas a ésta su humilde parroquia de San Miguel Arcángel, en Tumbalá, Chiapas.
Nuestro corazón se alegra con su presencia en esta mega-peregrinación. Al ver a tantas mujeres y hombres caminando en defensa de la vida y el territorio, nos sentimos animados porque nosotros también anhelamos la vida digna que todos ustedes están buscando y por la cual han iniciado este caminar.

Los y las catequistas de nuestras comunidades, hombres y mujeres que sirven a su pueblo; las personas de buena voluntad de la parroquia, junto con los y las Agentes de Pastoral les decimos que sean todos bienvenidos.
Del 4 al 6 de agosto del presente año los y las servidoras de las Iglesias Católicas en nuestras 78 comunidades (algunas pertenecientes a los municipios de Yajalón, Salto de Agua y municipios autónomos) nos reunimos para rezar y analizar -desde la luz del evangelio- la realidad en las que nuestros hermanos y hermanas viven.

En esos días escuchamos la voz de la mujer, de los jóvenes y de los ancianos. Sus preocupaciones, sus sueños y sus compromisos han dado vida a este pronunciamiento:

Nuestras Preocupaciones
Nos preocupa mucho y nos duele en el corazón ver a nuestros hermanos y hermanas campesinas trabajar de sol a sol para que después sus productos no tengan precio justo.
Nos preocupa que ellos no puedan tener dónde vender sus productos y peor aún, nos duele ver que otros, quienes no soportaron el duro trabajo de rozar, sembrar, cuidar y cosechar ni tampoco sufrieron las picaduras de mosquitos y amenazas de víboras, dicten el precio del café, del maíz y del frijol.
Vemos con tristeza como nuestros jóvenes, líderes religiosos y personas honestas tienen que abandonar sus comunidades que los necesitan, porque salen en busca de trabajo a otras ciudades ya que aquí solo pueden aspirar a ser “chalanes de albañiles”, choferes y cargadores.
Nos preocupa también ver a jóvenes—hombres y mujeres—desperdiciar sus talentos en las esquinas del pueblo o sentados a las orillas de las carreteras porque no tienen oportunidad de educación; por no tener escuelas de
educación superior o por no tener recursos para salir a otros municipios o estados. Duele aún más ver la indiferencia o falta de visión de las personas elegidas para crear dichas oportunidades.
Nos preocupa que los $ 100 pesos que a veces les pagan a los hermanos y hermanas por un día de trabajo no les alcanza para comprar las cosas que necesitan en casa, especialmente la medicina de sus hijos y esposas.
Vemos con dolor en el corazón a muchas mujeres que caminan con sus hijos enfermos buscando un lugar donde los atiendan, y escuchar una y otra vez que tienen que llevarlos a Villahermosa o Tuxtla porque aquí, aunque tenemos un hospital nuevo, grande y desde afuera, aún permanece cerrado.

Hemos escuchado muchos casos donde a las mujeres se les golpea, se les hiere con machetes y tizones ardiendo, también casos e intentos de violación y asesinatos, pero no se les hace justicia.
Es alarmante ver a hermanos indígenas tirados en las esquinas cerca de una de las tantas cantinas o establecimientos donde tienen acceso al alcohol. Nos preocupa aún más escuchar a los niños hablar libremente de las drogas y saber que los robos han aumentado por doquier.

Estamos cansados de conocer personas que presumen, y peor aún, usan armas de alto calibre para intimidar a personas o para deshacer alguna manifestación. Es alarmante saber también que no hay justicia para las víctimas de semejantes actos violentos que atentan contra la vida de nuestro
pueblo.

Nuestros Sueños
Cada vez que nos reunimos como comunidades de fe, levantamos nuestra oración al Dios Padre y Madre. Le pedimos a ese mismo Dios que nos da lavida que su reino venga a nosotros. Soñamos, pues, con un reino de justicia para todos y todas. Soñamos que no haya personas que se sientan más grandes que la justicia o que piensen
que ya no aplica para ellos. Es un gran sueño y anhelo que nuestros hijos e hijas puedan ir a las escuelas superiores y ser aceptados por sus conocimientos y sus esfuerzos, y no que sean rechazados por no ser parientes de alguien influyente.
Soñamos con el día en que podamos ser escuchados y atendidos por las autoridades electas o por la Iglesia, porque siempre nos dicen: “Vengan después porque hoy estoy ocupado”.
Soñamos y esperamos el día en que el hospital tenga doctores y doctoras capacitadas, y que el personal de salud esté ahí por vocación al servicio y la debida preparación en sus carreras.
Seguimos esperando el día en que podamos sacar a nuestros enfermos y enfermas a los lugares donde puedan recibir una atención médica decente y que las carreteras por las que nos movemos sean dignas y no tengamos que caminar con ellos en hamacas o camillas porque las camionetas no pueden entrar hasta nuestras comunidades. Nuestro sueño también es ver que las construcciones de obras públicas incidan y se completen tal y como lo anuncian los espectaculares que se ponen a las entradas de los pueblos.

Compromisos

La petición hacia Dios Padre y Madre de que su reino se haga presente también nos invita a comprometernos, a trabajar con esfuerzo y dedicación para que esa oración se haga realidad.

Por lo tanto, los servidores y servidoras nos comprometemos a fomentar nuestra cultura originaria, valorando las enseñanzas de nuestros abuelos y abuelas.
Nos comprometemos a defender la vida de nuestros pueblos y respetar y valorar la Madre Tierra que nos vio nacer, nos alimenta con sus frutos y nos recibirá en su seno cuando sea la hora de ver a nuestro creador.
Nos comprometemos también a denunciar todo lo que esté en contra del proyecto de la vida, misma a la que Dios Padre y Madre nos han llamado.
Queremos vivir libres de enfermedades, por eso también nos esforzaremos en labrar la tierra sin el uso de químicos que dañan nuestros ríos, nuestras parcelas y las de los vecinos.
Nos comprometemos a caminar juntos con ustedes hermanas y hermanos, porque sabemos de la mano con ustedes y conectados con la Madre tierra podremos llegar muy lejos.

Dado en el municipio de Tumbalà dentro de la Diócesis de San Cristóbal de las
Casas, Chiapas, a los 15 días del mes de noviembre del año 2016.
MOVIMIENTO EN DEFENSA DE LA VIDA Y EL TERRITORIO
PUEBLO CREYENTE DE LAS PARROQUIAS DE:
Candelaria, Huixtán, Tumbalá, Cancúc, Tenejapa, Oxchuc,
Ocosingo, Altamirano, Chilón-Sitalá, Yajalón y Salto de Agua.
DIÓCESIS DE SAN CRISTÓBAL DE LAS CASAS, CHIAPAS.img_1004-copia

COMUNICADO SALTO DE AGUA

“Estar arriba con los de abajo,
estar adentro con los de afuera,
y caminar para que las cosas no sean iguales.”
Samuel Ruíz García

Salto de Agua, a 14 de noviembre de 2016
A la opinión pública,
A las comunidades del municipio de Salto de Agua,
Al C. Felipe López Pérez, presidente municipal de Salto de Agua,
A los gobiernos Estatal y Federal,
A las organizaciones de derechos humanos no gubernamentales nacionales e internacionales,
A los obispos de México,
A los medios de comunicación,
A las diferentes creencias religiosas,
A los hermanos y hermanas del Pueblo Creyente,
A los hombres y mujeres que defienden la paz:
Alto a los proyectos extractivos, queremos la buena vida para nuestras comunidades originarias.

Hoy iniciamos nuestra mega-peregrinación por los 11 municipios en donde estamos presentes como movimiento. Hoy comenzamos a caminar para dar a conocer lo que queremos, por lo que luchamos y lo que nos impulsa a peregrinar durante 12 días. Quizás algunos que nos miren nos preguntarán por qué hemos salido de nuestras comunidades, por qué caminaremos tanto tiempo y qué es lo que buscamos. Nosotros respondemos:
Somos el Movimiento en Defensa de la Vida y el Territorio (MODEVITE), compuesto por 10 parroquias de 11 municipios y 1 ejido. Nos ubicamos en la zona alta del territorio chiapaneco. Iniciamos hace ya más de 4 años desde el Pueblo
Creyente de la Diócesis de San Cristóbal de las Casas para detener la venta clandestina de alcohol en nuestras comunidades pero también nuestra lucha detuvo en su momento el megaproyecto de gobierno para realizar la autopista San Cristóbal-Palenque.

¿Qué buscamos? Nuestro objetivo es organizar y animar a los
pueblos indígenas de la zona para construir nuestra autonomía como pueblos originarios y así defender a nuestra madre tierra; queremos un buen vivir desde nuestra cultura y por eso decimos NO a todo lo que dañe la vida de nuestros hijos
y de nuestras comunidades, NO al mal gobierno y NO a los megaproyectos que buscan extraer nuestro territorio.
Con el paso del tiempo y con la formación recibida hemos conocido nuestros derechos como pueblos originarios y eso nos ha abierto los ojos y la mente para buscar mejores caminos hacia la vida que queremos. No podemos luchar solos
ante la ambición de los grandes empresarios y del gobierno, necesitamos unir nuestra voz, unir nuestras manos y nuestros corazones para darles dignidad a todas y a cada una de nuestras comunidades.
Ya basta de las mentiras, engaños y migajas que nos da el mal gobierno. Nuestros falsos dirigentes nos hacen creer que somos pobres para llevarse la riqueza de nuestros bosques, de nuestros cerros, de nuestros ríos y lagos; nos quieren vestir
para borrar la tradición histórica de la vestimenta de nuestros antepasados, nos quieren educar para olvidar nuestras tradiciones, nos enredan con su palabra extranjera para obligarnos a callar el tesoro verbal de nuestros pueblos; nos
hacen creer que el territorio es sólo un pedazo de tierra para venderla al gran capital.

Es por ello que demandamos y exigimos a los diversos niveles de gobierno, tanto municipal, estatal como federal, lo siguiente:

– Alto a la corrupción en el gobierno. Que no se hagan de oídos sordos y de ojos ciegos, no están sirviendo al pueblo, se están sirviendo a ustedes mismos y a los poderes extranjeros. Por ellos, siguen permitiendo -a pesar
de los cientos de firmas y manifestaciones en contra – el aumento de permisos de venta de bebidas alcohólicas y de expendios clandestinos; la prostitución en los bares o similares; lo mismo que la siembra y la venta de
droga. Hemos vivido en carne propia, en nuestras casas, que el trago y la droga son causa de violencia familiar, de asesinatos, suicidios y eso hace que nuestra gente esté cada vez más pobre.
– Alto a la venta de la riqueza de nuestras tierras. Denunciamos
enérgicamente todos los proyectos extractivistas y megaproyectos que se imponen en nuestros territorios, sin consultarnos.

Hoy estamos en un lugar estratégico para los megaproyectos. Este territorio es uno de los objetivos del extractivismo corporativo de los bienes comunes.
Sabemos y conocemos del proyecto de represa en el Paso del Naranjo, comunidad dentro del Valle de Tulilha’, el cual creará un lago artificial que inundará 396 km cuadrados de selvas y tierras indígenas con capacidad de 24,540 millones de metros cúbicos. A las orillas de la presa se podrán construir “modernos” centros de población, industriales, agropecuarios y acuícolas.

Protestamos energéticamente en contra de la supuesta apertura de la construcción de esta represa. No queremos proyectos que beneficien a unos cuantos, no queremos proyectos sin que nos consulten, no queremos mejoras
para los ricos mientras los pobres seguimos en las mismas.

Peregrinaremos mirando el rostro de nuestros hijos, marcharemos buscando la armonía de nuestras tierras. Sabemos que recibiremos de nuestra Madre Tierra la
fuerza para ayudarle en su agonía. Nos alientan las palabras que el Papa Francisco nos dijo a los pueblos indígenas en su visita a San Cristóbal el 15 de
febrero:
“Sus pueblos, como han reconocido los obispos de América Latina, saben relacionarse armónicamente con la naturaleza, a la que respetan como «fuente de alimento, casa común y altar del compartir humano» (Aparecida, 472). Sin embargo, muchas veces, de modo sistemático y estructural, vuestros pueblos han sido incomprendidos y excluidos de la sociedad. Algunos han
considerado inferiores sus valores, sus culturas y sus tradiciones. Otros, mareados por el poder, el dinero y las leyes del mercado, los han despojado de sus tierras o han realizado acciones que las
contaminaban. ¡Qué tristeza! Qué bien nos haría a todos hacer un examen de conciencia y aprender a decir: ¡Perdón!, perdón hermanos. El mundo de hoy, despojado por la cultura del
descarte, los necesita a ustedes”.

A todos los que nos escuchan los animamos a sumarse a esta lucha por los pueblos originarios y por nuestra causa común. Somos mucho más que 11 municipios, mucho más que pueblos tseltales y ch’oles, mucho más que las tierras chiapanecas, porque sabemos de más hermanos y hermanas que luchan por su vida y sus derechos, por ellos también peregrinaremos estos días.

Que el Corazón del cielo y el Corazón de la tierra, dueño y creador del hombre, la mujer y la naturaleza, nos ilumine y fortalezca en estos días a favor de la vida
buena.

Dado en el municipio de Salto de Agua dentro de la Diócesis de San Cristóbal delas Casas, Chiapas, a los14 días del mes de noviembre del año 2016.
MOVIMIENTO EN DEFENSA DE LA VIDA Y EL TERRITORIO
PUEBLO CREYENTE DE LAS PARROQUIAS DE:
Candelaria, Huixtán, Tumbalá, Cancúc, Tenejapa, Oxchuc,
Ocosingo, Altamirano, Chilón-Sitalá, Yajalón y Salto de Agua.
DIÓCESIS DE SAN CRISTÓBAL DE LAS CASAS, CHIAPAS.

Movimiento en Defensa de la Vida y el Territorio.

Somos hombres y mujeres tseltales, tsotsiles y ch’oles de 11 municipios en la zona de los altos y selva en el Estado de Chiapas. Pertenecemos al Pueblo Creyente de la Diócesis de San Cristóbal de las Casas, grupo en el cual se reflexiona sobre la realidad político-social en nuestras comunidades. Huixtán, Oxchuc, Ocosingo, Altamirano, Chilón, Sitalá, Yajalón, Tumbala, Tenejapa, Cancuc y el ejido Candelaria municipio de San Cristobal.

Nuestro objetivo es unir nuestra palabra y sabiduría como pueblos originarios en la defensa de la vida y el territorio; a través de la denuncia y acciones concretas con las cuales exigimos al gobierno local, estatal y nacional el respeto y cuidado de las riquezas naturales en las que como pueblos originarios habitamos. Afirmamos que las nuevas reformas de las leyes fortalecen a las empresas y proyectos trasnacionales quienes están despojándonos de nuestro territorio, dejándonos en la miseria que lleva a la migración, alcoholismo, prostitución, empleados explotados con sueldos miserables y a la perdida de la identidad, entre otras problemáticas.

El trabajo del Movimiento en Defensa de la Vida y el Territorio ha evidenciado el desinterés del gobierno de atender a las demandas del pueblo, es por ello que necesitamos seguir trabajando unidos, buscando caminos que nos ayuden a defender la vida de nuestros pueblos y de nuestro territorio.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.