Foro Oxchuc: Gobiernos Comunitarios

A domingo 20 de noviembre de 2016

Oxchuc, Chiapas, México

 

Foro:     Gobiernos comunitarios

 

Sobre el gobierno comunitario en Cherán, Michoacán

 

Ponente: Salvador López

 

“Me da gusto estar con ustedes ante este pueblo de tanta historia. Les contaré la experiencia que tuvimos con respecto a la lucha y el por qué de la defensa. La gente se pregunta qué es lo que pasa en Cherán. Esto pasa en todas las comunidades del país.

 

Haciendo un poco de historia, a partir de 2008, empezaron el saqueo de nuestros bosques. Mi comunidad es como su casa, ahí tenemos muchos pinos, árboles. Teníamos. Sufrimos la devastación por un grupo de gente ajena a la comunidad, de gente que venía custodiada por los malos, que les llamamos. Comenzó el saqueo y unos compañeros comuneros (como decimos de forma popular), se les pusieron al brinco y terminaron bajo tierra o con amenazas o desaparecidos.

 

Para 2011 las cosas estaban graves, hubo un momento en el que casi perdimos la dignidad las comunidades. A la gente que bajaba del monte con sus camiones de madera ya no los podíamos mirar de frente porque nos decían: “¿qué pasa, quieres algo?”. Pero hubo un momento en el cual, gracias a Dios, al espíritu de los comuneros y gracias a la gente que tiene esa chispa, pudimos hacer algo, es algo que tenemos nosotros los de las comunidades indígenas. Hubo muchos intentos antes para revelarnos, para defendernos, pero ese 15 de abril unas mujeres con otros jóvenes emprendieron la lucha por la defensa de nuestros bosques, de nuestra vida. Ya para ese tiempo las cosas estaban graves. En ese 15 de abril por la madrguada detuvimos algunos talamontes. Los resguardamos en una capilla que llamamos El Calvario. Nosotros no matamos a nadie, solamente nos defendimos, lo único que queremos es estar en paz, vivir en paz. Que la gente respete nuestra forma de vida. Que la gente tome en cuenta nuestra forma de vivir. De ahí para adelante se formaron en las esquinas de mi comunidad pequeñas fogatas, para qué, para las defensas porque teníamos retenidos a unos talamontes en las capillas. Pensamos que sus compañeros vendrían a resctarnos, y traían buenas armas. Y nosotros solo palos, hachas, cohetes. Hicimos fogatas en las esquinas y eso nos ayudó porque ahí salieron nuestros vecinos, y también peleamos nosotros con nuestros hermanos.
El asunto ahí estaba indiviual entre nosotros, a veces no conocíamos quién vivía a la vuelta de la cuadra. Al implementar las fogatas empezamos platicas sobre los problemas que nos ocasionaron. Los partidos políticos nos parten. Había hermanos que pertenecían a algunos de ellos, había diferencia de ideas. La familia es la parte que nunca debe romperse, es la parte que se debe mantener. En la fogata empezamos a platicar lo que nos aquejaba. También mi compañero y yo formamos parte del primer gobierno por usos y costumbres en mi comunidad. Pertenecemos a un consejo que se llama Administración Local, se encarga de los servicios básicos de la comunidad: Panteón, Aseo público, Obras públicas, Intendencia, Rastro municipal, todos los servicios básicos de la comunidad.

 

Los cuatro del consejo concordamos en ideas, nos ayudó que después del trabajo nos quedabamos a platicar, nos tomabamos un café, platicabamos sobre los problemas más graves a los cuales no les dabamos salida de forma rápida. Habia que ver la posibilidad mejor de hacer las cosas. Eso es lo mejor que veo, que es un gobierno comunitario, la platica de dos o más personas. Como dicen, dos cabezas piensan mejor que una y más de dos, mejor.

 

En mi comunidad hay cuatro barrios, estaba una persona por barrio. Yo pienso de una manera en conjunto con mis compañeros para darle la mejor salida a los problemas que nos aquejaban.

 

Cuando iniciamos el gobierno nos daba miedo salir a hacer compras a una ciudad. Estamos cerca de Zamora y Uruapan. Cuando íbamos por refacciones o cosas, siempre íbamos con el teléfono en la mano por si nos salían por ahí, el temor era muy grande. Los cuatro miembros y la estructura de gobierno logramos salir avante. Lo que me gusta es que mi pueblo está cambiando en su fisionomía, en sus calles, en su gente. Lo más importante es que nosotros como personas, cambiemos.

 

Cuando había un problema la gente lo gritaba, nosotros decíamos, sí, está bien. Vamos a buscar una solución. No pues, ustedes, nos decían. Y nosotros decíamos “no”. La solución la vamos a buscar entre ambos: Tú que vas a poner y yo qué voy a poner. No vamos a poner dinero sino voluntad para hacer las cosas. Si hay voluntad de las dos partes, uno tiene que ceder.

 

Después de todo este proceso y lo que me da gusto es que tenemos una seguridad garantizada al interior de la comunidad. Afuera de nuestra comuniad están graves, está difícil. Puedo salir a cualquier hora sin problemas, mis hijos pueden jugar en las calles, en las tardes, felices. Antes la gente se encerraba a partir de las siete de la noche porque teníamos temor a los levantones, porque llegaran los malos a echar bala. Allá el asunto estaba difícil. Le dejo el micro a mi compañero. Alguna vez nos dijeron que eran muy inocentes al pensar que se hiciera lo que estabamos planeando, nos tachaban de ilusos: “Cómo se le ponen al gobierno”, pero mientras haya gente con una inocencia muy marcada es bueno porque podemos soñar en vivir mejor y para que las cosas se hagan realidad, primeramente hay que soñarlas, porque sin sueños no tenemos nada”.

 

Ponente: Rafael Vicente Durán

 

“Hombres, mujeres, niñas, niños, yo soy purépecha, soy igualito que ustedes, de una cultura que es indígena. Yo cuando los veo comer me da gusto y siento que mi pueblo está al ladito de este cerro. Así me siento con ustedes. Los veo compartir. Los veo cuando se parten el alimento y me recuerdan todo, todo de mi pueblo. Cómo se ayudan y sobre todo cómo rezan, cómo oran, veo su fe grande y me recuerdan a mi gente. Si ustedes siguen así van a hacer cosas grandiosas. El espíritu une, el espíritu acompaña. Pero todo lo que desune, todo lo que nos divide no es del espíritu, no es de Dios.

 

Nosotros nos dimos cuenta de eso y quiero pedirles desde mi corazón y desde mi mente que luchen siempre contra aquellos que los dividen, incluso con el miedo, porque nosotros por miedo perdimos gran parte de nuestra Madre Tierra, de nuestra “nanacheri”, perdimos como la dignidad, la vida. Yo entiendo que nos decian a todos lo pueblos indígenas, las culturas. No somos nada sin nuestras tierras, aire, agua, sin nosotros mismos como hermanos.

 

¿Por qué decidimos emprender un gobierno diferente más allá de los partidos politicos, de una persona, de una persona que siente que sabe, que piensa por nosotros? Eso es lo que debemos de hacer. Debemos hacer gobierno de nuestras vidas, de nuestra forma de relacionarnos, nuestras fiestas. Eso es nuestro gobierno.

 

A mí me enojan los políticos rateros, corruptos, que viven de nosotros. Y por qué voy a parecerme a ellos si me enojan. Me ofrecieron dinero, pero no, aquí no se trabaja así. Nosotros nunca ganamos 30,000 mil pesos, nosotros ganamos 4,000 pesos. Si nosotros ganabamos 4,000, ellos, los del aseo ganaban 2,000. Los gobiernos deben ser servidores, administradores de lo que ustedes generan. Yo no he visto ningún gobierno trabajar. Nos cansamos de la complicidad del gobierno con el crimen.

 

Y lo llamamos ahora así con todo el nombre, porque también yo le decía a Dios: tengo miedo, qué hago. Y en mi mente me contestaba: “No te preocupes, el mal es grande pero yo soy enorme”. Por eso los veo a ustedes, quiero verlos a los ojos, ustedes son hombres de fe, pueden tener caminos diferentes, pero ayúdense. ¿Hasta dónde qieren llegar juntos…? Ahorita soy feliz en mi casa porque antes de que se hiciera el movimiento yo llegaba con miedo. Porque tengo miedo en mi tierra, en mi casa, en mi calle. Perdimos eso. El sistema nos hizo egoístas, pensar por nosotros, que yo voy a tener más. Así me di cuenta que desconocía a mis vecinos, que me iba alejando de ellos, de mis hermanos. Es más grande el valor de platicar, de comer con ellos. No importa que seamos pobres, pero darnos cuenta que uno está acompañado, que a uno lo escuchan, que lo hacen sentir importante. No cuesta nada. Solo disposición de venir caminando, alabando, dando gracias. Eso se tiene que hacer gobierno, pero se tiene que hacer servicio, los gobiernos son servicios. No son fuentes de poder para enriquecerse. Los usan los políticos para hacer dinero, eso no es un gobierno comunitario. En el se sirve, se acompaña, se decide juntos.

 

Sin territorio no somos nada, sin acompañamiento no somos nada. Cherán es una realidad, no tenemos un presidente. Son 12 personas que nos representan a toda la comunidad. Hay 12 zonas operativas y nos cuidamos. El dinero es como el Diablo, lo ves y no sabes qué quieres hacer. Así somos nosotros para jalarnos las orejas, para decirnos: “Así no es”.

 

Gracias, yo estoy feliz, hermanos. Nos pusieron indígenas, yo les digo “hermanos de culturas hermanas”, yo soy purépecha”.

 

 

Testimonio sobre el alcoholismo en Oxchuc

 

Ponente: Una mujer indígena

 

“Qué causa el alcoholismo. Donde quiera que hemos pasado escuchamos mucho hablar de alcoholismo, en todas las parroquias que hemos pasado.

 

En Oxchuc también existe pero con este movimiento estamos luchando.

 

El gobierno que tenemos ahorita es de nuestro pueblo, necesitamos acabar el alcoholismo, pero empieza desde ustedes.

 

En nuestra familia cuando llega nuestro marido nunca nos recibimos de brazo, tenemos miedo del maltrato. Hasta los hijos huyen de la familia. Es por eso que este movimiento acabaremos el alcoholismo. La frase que meciono: “Soy tu padre, tengo dinero”, no es cierto. Hace falta maíz, frijol, las cosas de los niños. Abramos los ojos y acabemos con el alcoholismo. Por eso me dieron la oportunidad de que yo sea mujer y estoy en contra del alcoholismo. Nos defendamos ahora como mujeres, tenemos derechos, ya no queremos más maltratos.

Invito a las mujeres a hacer el esfuerzo de prohibir a que tomen alcohol al marido a sus hijos porque ahí empieza el ataque al alcoholismo, para dejarlo. Estamos pobres y pobremente en nuestra familia, nos gastamos el dinero en el alcohol, pero aquí el que vende se enriquece, no se preocupa nada. Y eso no es la vida verdadera que debemos tener como creyentes. Esta lucha que estamos haciendo no es nada más a la Madre Tierra porque también se desprecida a las mujeres de hoy. La Madre Tierra no quiere que sea maltratada y las mujeres no queremos más maltrato por medio del alcohol.

 

En nuestro municipio se sabe que se sigue vendiendo a escondidas pero eso se va a acabar totalmente, que más personas se unan para acabarlo.

 

Yo creo que la major manera de combatir el alcoholismo es que lo que tomaron ayer, yo no los juzgo pero les recomiendo que ya no compren más, piensen y tengan conciencia por el futuro de sus hijos. El borracho dice: “Yo no tengo miedo de morir ni de matar, pero no sabe del problema que le deja a la familia”. Que tengan conciencia y piensen qué van a decir si los abandonan sus mujeres por borrachos”.

 

 

Colectivo de estudiantes en defensa de la tierra, pueblos indígenas y del territorio de Guanajuato

 

Ponente: Sandra Catalina González Figueroa

 

“El movimiento surge por la falta de organización en el pueblo de Guanajuato. Compañeros luchan contra vender sus territorios ante empresas. Autoeléctricas, contra la contaminación. Es un estado con alto grado de feminicidio. 90 asesinadas. El estado solo reconoce 24, por eso existe el colectivo”.

 

 

Sobre el territorio de Oxchuc

 

“Sobre las costumbres, tradiciones, de cómo lucharon para tener nuestros territorios, respetar ríos, arroyos, cuevas, montañas. Iban a hacer oraciones a los lugares sagrados que consideraban, prendían sus velas, eran cerros grandes, tenían animales, tigres. Había muchos pinos, ahorita se acabó todo, los animales no los vemos, han talado mucho el pino para vender a los grandes empresarios de otro estado.

 

Los abuelos supieron cuidar la tierra, no utilizaban nada de fertilizantes, y comian yerbas y ahorita no hay nada.

Tenían sus consejos comunitarios, administraban. Escogían a una persona honesta, que tenía el valor de cuidar al pueblo.

 

Este movimiento que ha llegado aquí en nuestro pueblo nos motiva a ver la realidad y rescata, aunque por ahí contaron que eran zapatistas, pero no, somos peregrinos en defensa de la vida y el terriotorio.

 

Los gobiernos y los ricos nunca nos han querido, nos llaman animales salvajes.

 

Con la lucha que estamos haciendo vamos uniéndonos y mirándonos a los ojos nuestras necesidades, porque el gobierno nunca ha sabido cuidar de la Madre Naturaleza, siempre ha querido ganar y ganar. Ellos ganan desde el municipio, ganan milones.

 

En nuestro pueblo ha habido una familia que se ha querido ganar a costa del pueblo de Oxchuc, pero gracias a Dios, con la oración de nosotros hemos podido sacar para que nombremos a uno que sea de nuestro pueblo, que respete nuestras costumbres, tradiciones, nuestra naturaleza. Invitamos creyentes, de otra religión, que se sumen, que se pongan al servicio del pueblo”.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s