Comunicado ejido Candelaría

sin-titulo-jpg

+“Muchos esfuerzos para buscar soluciones concretas a la crisis ambiental suelen ser frustrados no sólo por el rechazo de los poderosos, sino también por la falta de interés de los demás.”

– S.S. Papa Francisco

 

 

Ejido Candelaria, a 24 de noviembre de 2016

 

A la opinión pública,

A los gobiernos Federal, Estatal y Municipal,

A las organizaciones de la Sociedad Civil,

A los organismos de derechos humanos no gubernamentales nacionales e internacionales,

A los medios de comunicación,

A los obispos de México,

A las diferentes creencias religiosas,

Al pueblo del ejido Candelaria y sus alrededores:

 

¡Exigimos respeto a nuestro modo de ver el mundo, la manera en que vivimos nuestra cultura!

 

 

Hermanas y hermanos, después de recorrer 10 municipios dentro de esta zona chiapaneca, esta caravana peregrina llega a la antesala del final de nuestro caminar. Estamos agradecidos que nos encontremos aquí.

 

Este es un lugar un tanto distinto a los demás debido a que estamos en un territorio de organización agraria, donde lo central es la Tierra, el trabajo en ella y el cuidado de la misma. Hoy en día, la organización ejidal está siendo amenazada por la estructura municipal ajena al corazón de nuestros pueblos. Mientras la estructura municipal mira ciudadanos, el ejido mira el territorio; mientras el municipio piensa en administrar, nosotros pensamos en cuidar; mientras el municipio mira el territorio como una oportunidad aprovechable, nosotros lo vemos como Madre, a la cual hay que agradecer, reverenciar y servir.

 

Hermanos, hoy estamos reunidos y hemos caminado por 11 días de la mano de nuestros abuelos y ancestros, los cuales nos enseñaron que la tierra es sagrada y siempre nos recuerdan el sentido profundo de la cultura a la que pertenecemos. No estamos solos, ellos nos acompañan siempre. Por lo tanto, la fuerza de nuestra lucha está en la espiritualidad, lo sagrado de nuestro territorio nos exige cuidar de él.

 

Hace unos años, los ejitadatarios de este lugar realizamos una rueda de prensa para exigir la detención de la construcción de la autopista San Cristóbal- Palenque. La preocupación era por la amenaza a la laguna Suyul, la cual sería afectada por este megaproyecto. Hoy nos sumamos de nuevo a esta exigencia para decir: No a todo lo que afecte los regalos que la Casa Común nos ha hecho, nuestra madre naturaleza.

 

Así también, nos declaramos en contra de la semilla transgénica que contamina nuestra semilla criolla; estamos en una batalla para evitar que la siembra no se haga de manera artificial y por eso denunciamos abiertamente a quien quiere introducri en nuestro ejido esta amenaza para la siembra.

 

Sin duda, nos sumamos a las demandas que se han realizado en otros municipios en donde ha estado presente esta megaperegrinación: No a las reformas estructurales, no al saqueo de la Madre Tierra. Pero hoy especialmente, exhortamos a los distintos ejidos para que permanezcan en su organización y no se dejen comprar por el mal gobierno. Que sean la fuerza organizativa para contrarrestar el poder de las autoridades municipales, que sean voz de nuestra madre tierra para cuidarla, Y por último, a todos los comisariados que se han desviado del buen camino de servicio y se han corrompido por el gobierno, les exigimos que miren cómo la tierra grita para ser respetada.

 

Dado en el ejido Candelaria dentro del municipio de Jovel, Chiapas, a los 24 días del mes de noviembre del año 2016.

 

 

MOVIMIENTO EN DEFENSA DE LA VIDA Y EL TERRITORIO

PUEBLO CREYENTE DE LAS PARROQUIAS DE:

Candelaria, Huixtán, Tumbalá, Cancúc, Tenejapa, Oxchuc,

Ocosingo, Altamirano, Chilón-Sitalá, Yajalón y Salto de Agua.

DIÓCESIS DE SAN CRISTÓBAL DE LAS CASAS, CHIAPAS.

Anuncios

Comunicado Ocosingo

sin-titulo-jpg

“Una ciudad no vive sólo de ciudadanos, instituciones y servicios sociales. En ella viven también paisajes, árboles, pájaros, animales, montañas, piedras, aguas, ríos, lagos, mares, atmósfera, aire, estrellas en el firmamento, el sol y la luna. Sin tales realidades, moriríamos de soledad, como dijo un sabio indígena”.

-Leonardo Boff

 

Ocosingo, Chiapas a 18 de noviembre de 2016

Pronunciamiento del pueblo creyente de la parroquia San Jacinto de Polonia, Diócesis de San Cristóbal de las Casas.

 

A los pueblos Indígenas y no indígenas del Estado de Chiapas y México,

A los medios de comunicación alternativa,

A las organizaciones independientes de derechos humanos, locales, regionales e internacionales,

A la prensa nacional e internacional,

A las distintas agrupaciones religiosas,

Al pueblo en general,

 

Compañeras y compañeros

Hermanas y hermanos:

Desde los pueblos indígenas y no indígenas de Chiapas en México y en el mundo, el día de hoy nos encontramos en este espacio público para buscar la paz y la justicia. Nuestros pueblos y comunidades indígenas de las regiones y cañadas de Ocosingo no estamos solos. Luchamos contra la violencia y el despojo de nuestros territorios, venimos a expresar nuestra inconformidad y por eso damos a conocer con esperanza y alegría lo siguiente.

Hoy más que nunca llamamos a la unidad para enfrentar las problemáticas que se están generando para la mayoría de los pueblos y habitantes de México, éstas son las reformas estructurales en educación, salud, condiciones laborales, economía, finanzas, gestión, administración y aprovechamiento de los recursos energéticos y recursos naturales que son de todas y todos los mexicanos y las mexicanas.

Es hora de despertar y unirnos más para defender nuestra madre tierra, nuestros bosques, selvas y recursos naturales, la cultura y nuestros derechos como pueblos indígenas para tener una vida digna en el respeto a la tierra y territorio, a la autonomía. En cuanto a la salud, una vez más alzamos nuestra voz para exigir la destitución del Director del Hospital Básico “20 camas” de Ocosingo, el Dr. Carlos Martínez Ríos Aguilar y de todas las personas corruptas que cobran salario bajo su cargo en el mencionado Hospital; ya que hemos denunciado casos de negligencia médica, falta de atención, maltratos, insultos y humillaciones por lo que exigimos la inmediata destitución de esta persona a las autoridades correspondientes de los tres niveles de gobierno; nos ofrecieron diálogos para atender estas denuncias y hasta hoy han incumplido sus palabras, faltando a sus compromisos.

Denunciamos enérgicamente el alcoholismo que destruye principalmente a las familias, a las mujeres, a los niños y a la base fuerte que es la sociedad. Pedimos que se cierren los centros nocturnos, las cantinas, los depósitos de alcohol y cerveza porque causan violencia, muerte y desapariciones. Por eso hacemos un llamado a las autoridades y a los responsables, especialmente al Presidente Municipal y al jefe de la jurisdicción sanitaria.

Rechazamos el proyecto de construcción de la súper carretera San Cristóbal-Palenque. Rechazamos los proyectos ecoturísticos, la explotación de minas y el saqueo de los recursos naturales, el aumento constante de la gasolina y las altas tarifas de la energía eléctrica.

Denunciamos la incidencia de las dependencias de gobierno como la CONAFOR, FANAR (RAJAS actualmente) y en general de todos proyectos de gobierno en comunidades indígenas de la selva los cuales han traído como consecuencia una grave confrontación y una división irremediable entre los habitantes que provoca miseria en nuestras comunidades.

Los pueblos indígenas de esta zona nos manifestamos una vez más por el no desalojo de las comunidades de la Selva Lacandona.

Rechazamos también las reformas estructurales promovidas por el gobierno Federal y Estatal, en especial la educativa, nosotros decimos: No a la privatización de la educación de nuestros hijos.

Denunciamos a los partidos políticos que llegan a nuestras comunidades a engañar. Estamos cansados de las mentiras, especialmente del Presidente Municipal “Tito” Albores, quien no ha cumplido sus compromisos.

Como pueblos creyentes impulsados por la palabra de Dios y el clamor de la Madre Tierra, expresamos nuestro rechazo a todo lo que está dando muerte a la vida. Nuestro Señor, al mirar la situación de nuestros pueblos nos anima desde las palabras del Libro del Éxodo: “He visto la humillación de mi pueblo en Egipto y he escuchado sus gritos cuando son maltratados, yo conozco su sufrimiento y por esta razón estoy bajando para librarlo del poder de los egipcios y para hacerlos subir a un país grande y fértil, a una tierra que emana leche y miel”

Como Movimiento en Defensa de la Vida y el Territorio (MODEVITE), queremos que sepan como pueblo de Dios que hemos venido a manifestar y a enfrentar los dolores de nuestros pueblos indígenas y mestizos. Para nosotras y nosotros no hay mejor ofrenda que seguir optando por la vida y por nuestros hermanos, que seamos revolucionarios pacíficos para encontrar la paz, la justicia, la igualdad y así encontrar un cambio verdadero de nuestros pueblos, municipios, Estados y País.

Dado en la Parroquia de San Jacinto de Polonia dentro del municipio de Ocosingo, Chiapas, a los 18 días del mes de noviembre del año 2016.

MOVIMIENTO EN DEFENSA DE LA VIDA Y EL TERRITORIO

PUEBLO CREYENTE DE LAS PARROQUIAS DE:

Candelaria, Huixtán, Tumbalá, Cancúc, Tenejapa, Oxchuc,

Ocosingo, Altamirano, Chilón-Sitalá, Yajalón y Salto de Agua.

DIÓCESIS DE SAN CRISTÓBAL DE LAS CASAS, CHIAPAS.

 

Día 1 y 2 de la megaperegrinación del MODEVITE en Salto de Agua y Tumbalá, Chiapas (15/11/2016)

 

Día 1 y 2. Arranca la cuarta megaperegrinación del MODEVITE. Somos hombres y mujeres totsiles, tseltales y ch’oles de diversas comunidades que integran el Movimiento en Defensa de la Vida y el Territorio. Vamos a peregrinar durante 12 días por 11 municipios, desde Salto de Agua hasta Jovel, para reconocer la grandeza de nuestro territorio. Vamos a pasar por sus bellos ríos caudalosos, por sus montañas verdes, por sus bosques todavía frondosos. Reconoceremos los diferentes rostros indígenas de nuestra gente. Celebraremos la vida según los ritos de cada comunidad. Rezaremos y danzaremos para agradecer las maravillas de nuestra cultura, la belleza de la creación y de nuestra Madre Tierra. Pero también escucharemos los problemas de nuestras comunidades y los riesgos que amenazan a nuestra cultura y a nuestra Madre Tierra con megaproyectos y supercarreteras. Nos uniremos en una sola voz para dar voz a la tierra que clama respeto y protección y que exige de todos una actitud de cuidado y agradecimiento. Esta peregrinación será un momento de gracia para nosotros, porque conversaremos, reflexionaremos y soñaremos como un solo pueblo.

Comunicado Chilón

sin-titulo-jpg

El Evangelio es vida, no muerte. Por tanto, en fidelidad a Jesús, debemos ser críticos contra el sistema imperante y los gobiernos que no cuidan la vida digna de los pueblos. Son necesarias estas denuncias, y no podemos quedarnos callados; pero no nos quedemos ahí. De manera consciente y organizada, desde la Palabra de Dios y el Magisterio de la Iglesia, hagamos lo que nos toca y que depende de nosotros”.

-Felipe Arizmendi Esquivel, obispo de San Cristóbal de las Casas*

Chilón, Chiapas, a 17 de noviembre de 2016

A la opinión pública,
A los gobiernos federal, estatal y municipal,
A las organizaciones de la Sociedad Civil,
A los organismos de derechos humanos no gubernamentales nacionales e internacionales,
A los medios de comunicación,
A los obispos de México,
A las diferentes creencias religiosas,Al pueblo de Chilón y sus alrededores:

¡El agua es un derecho, no es una mercancía!

Son ya 4 días los que hemos recorrido en esta megaperegrinación para unirnos como pueblos indígenas y mestizos a defender nuestros derechos y los de nuestra Madre Tierra.

El Día de hoy nos unimos como MODEVITE al movimiento del agua en Chilón en su esfuerzo para velar por la justa distribución de éste liquido vital en todo el pueblo. También reconocemos los esfuerzos de otros grupos que trabajan en esta región, como lo son los adherentes de la sexta declaración de la selva Lacandona al Movimiento de los pueblos originarios, a Yip Ts’umbalil y demás organizaciones. Muchos estamos preocupados por lo que estamos viviendo en esta etapa de resistencia contra el capitalismo y el mal gobierno, por eso, unámonos en una sola lucha para conducir a nuestros pueblos rumbo a la vida buena.

_mg_3156-copia

Reconocemos la lucha que el Movimiento del Agua ha llevado a cabo desde hace ya más de un año en Chilón. Esta organización busca el libre y justo acceso al agua para todos a través de la organización ciudadana en los barrios. Son hombres y mujeres, tseltales y mestizos, adultos y jóvenes que decidieron organizarse hace un año debido al desabasto continuo de agua ocasionado por la negligencia de las autoridades municipales para prestar dicho servicio. Hasta el día de hoy siguen organizados en una lucha pacífica, sin color partidista, sin un único credo religioso y con el genuino deseo de contribuir a la armonía de nuestro pueblo.

Ustedes son una muestra de la defensa de la madre tierra, son ejemplo de organización social desde la base, son muestra de que es posible hacer frente al monopolio de poder que el gobierno quiere tener sobre los regalos que nos da nuestra Casa Común. Les agradecemos su lucha y los animamos a continuar organizándose por su pueblo, porque en definitiva ¡el agua es un derecho, no es una mercancía! Las palabras del Papa Francisco en su encíclica Laudato Sí nos animan al decir que: “Mientras se deteriora constantemente la calidad del agua disponible, en algunos lugares avanza la tendencia a privatizar este recurso escaso, convertido en mercancía que se regula por las leyes del mercado”.

De igual manera, el Consejo Nacional de Evaluación de la Política de Desarrollo Social (CONEVAL), afirma que el 70% de la población del municipio de Chilón vive en estado de pobreza** y esto se contrapone al alto presupuesto anual que recibe el ayuntamiento que rebasa los 700 millones de pesos. Es un insulto hacia la gente que el gobierno reciba tanto dinero y que aún así éste sea uno de los municipios más pobres del país. ¡Ya basta del mal gobierno!

Son muchas otras más las problemáticas en este lugar y es por ello que a continuación presentamos nuestras demandas, las cuales exigimos sean resueltas por las instancias correspondientes:

-Alto a la privatización del agua y del mal manejo de este recurso vital para todos.

-Alto a la intimidación de los integrantes del movimiento del agua por parte del gobierno de este municipio.

-No queremos a los soldados de gendarmería en Chiapas.

-Rechazo total a la reforma de salud. Necesitamos atención médica sin seguro popular. Queremos medicamentos gratuitos en los hospitales y centros de salud.

– Nos unimos a la exigencia por la derogación de las reformas estructurales que sólo benefician a algunos cuantos y no a los más necesitados.

– Clausura inmediata a la clínica de salud en la cabecera municipal, la cual lleva años en construcción. Basta de jugar con la salud del pueblo.

– Cumplimiento de la promesa de campaña del Gobernador actual de aplicar una tarifa preferencial de la luz para el Estado.

– Cierre a las cantinas clandestinas. Cierre a las casas de citas.

Animamos al pueblo chilonero a permanecer en vigilancia para alcanzar la armonía en los hogares, exhortamos a las organizaciones independientes de este municipio para continuar su lucha y exigimos al gobierno que se ponga al servicio del pueblo al que supuestamente sirve.

Dado en el municipio de Chilón, dentro de la Diócesis de San Cristóbal de las Casas, Chiapas, a los17 días del mes de noviembre del año 2016.

MOVIMIENTO EN DEFENSA DE LA VIDA Y EL TERRITORIO

PUEBLO CREYENTE DE LAS PARROQUIAS DE:

Candelaria, Huixtán, Tumbalá, Cancúc, Tenejapa, Oxchuc,

Ocosingo, Altamirano, Chilón-Sitalá, Yajalón y Salto de Agua.

DIÓCESIS DE SAN CRISTÓBAL DE LAS CASAS, CHIAPAS.

* Homilía en la peregrinación para concluir el Congreso sobre la Pastoral de la Madre Tierra. Fecha: 26 de enero de 2014.

**Obtenido desde: http://www.coneval.org.mx/coordinacion/entidades/Documents/Chiapas/principal/07informe2012.pdf

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

COMUNICADO SALTO DE AGUA

“Estar arriba con los de abajo,
estar adentro con los de afuera,
y caminar para que las cosas no sean iguales.”
Samuel Ruíz García

Salto de Agua, a 14 de noviembre de 2016
A la opinión pública,
A las comunidades del municipio de Salto de Agua,
Al C. Felipe López Pérez, presidente municipal de Salto de Agua,
A los gobiernos Estatal y Federal,
A las organizaciones de derechos humanos no gubernamentales nacionales e internacionales,
A los obispos de México,
A los medios de comunicación,
A las diferentes creencias religiosas,
A los hermanos y hermanas del Pueblo Creyente,
A los hombres y mujeres que defienden la paz:
Alto a los proyectos extractivos, queremos la buena vida para nuestras comunidades originarias.

Hoy iniciamos nuestra mega-peregrinación por los 11 municipios en donde estamos presentes como movimiento. Hoy comenzamos a caminar para dar a conocer lo que queremos, por lo que luchamos y lo que nos impulsa a peregrinar durante 12 días. Quizás algunos que nos miren nos preguntarán por qué hemos salido de nuestras comunidades, por qué caminaremos tanto tiempo y qué es lo que buscamos. Nosotros respondemos:
Somos el Movimiento en Defensa de la Vida y el Territorio (MODEVITE), compuesto por 10 parroquias de 11 municipios y 1 ejido. Nos ubicamos en la zona alta del territorio chiapaneco. Iniciamos hace ya más de 4 años desde el Pueblo
Creyente de la Diócesis de San Cristóbal de las Casas para detener la venta clandestina de alcohol en nuestras comunidades pero también nuestra lucha detuvo en su momento el megaproyecto de gobierno para realizar la autopista San Cristóbal-Palenque.

¿Qué buscamos? Nuestro objetivo es organizar y animar a los
pueblos indígenas de la zona para construir nuestra autonomía como pueblos originarios y así defender a nuestra madre tierra; queremos un buen vivir desde nuestra cultura y por eso decimos NO a todo lo que dañe la vida de nuestros hijos
y de nuestras comunidades, NO al mal gobierno y NO a los megaproyectos que buscan extraer nuestro territorio.
Con el paso del tiempo y con la formación recibida hemos conocido nuestros derechos como pueblos originarios y eso nos ha abierto los ojos y la mente para buscar mejores caminos hacia la vida que queremos. No podemos luchar solos
ante la ambición de los grandes empresarios y del gobierno, necesitamos unir nuestra voz, unir nuestras manos y nuestros corazones para darles dignidad a todas y a cada una de nuestras comunidades.
Ya basta de las mentiras, engaños y migajas que nos da el mal gobierno. Nuestros falsos dirigentes nos hacen creer que somos pobres para llevarse la riqueza de nuestros bosques, de nuestros cerros, de nuestros ríos y lagos; nos quieren vestir
para borrar la tradición histórica de la vestimenta de nuestros antepasados, nos quieren educar para olvidar nuestras tradiciones, nos enredan con su palabra extranjera para obligarnos a callar el tesoro verbal de nuestros pueblos; nos
hacen creer que el territorio es sólo un pedazo de tierra para venderla al gran capital.

Es por ello que demandamos y exigimos a los diversos niveles de gobierno, tanto municipal, estatal como federal, lo siguiente:

– Alto a la corrupción en el gobierno. Que no se hagan de oídos sordos y de ojos ciegos, no están sirviendo al pueblo, se están sirviendo a ustedes mismos y a los poderes extranjeros. Por ellos, siguen permitiendo -a pesar
de los cientos de firmas y manifestaciones en contra – el aumento de permisos de venta de bebidas alcohólicas y de expendios clandestinos; la prostitución en los bares o similares; lo mismo que la siembra y la venta de
droga. Hemos vivido en carne propia, en nuestras casas, que el trago y la droga son causa de violencia familiar, de asesinatos, suicidios y eso hace que nuestra gente esté cada vez más pobre.
– Alto a la venta de la riqueza de nuestras tierras. Denunciamos
enérgicamente todos los proyectos extractivistas y megaproyectos que se imponen en nuestros territorios, sin consultarnos.

Hoy estamos en un lugar estratégico para los megaproyectos. Este territorio es uno de los objetivos del extractivismo corporativo de los bienes comunes.
Sabemos y conocemos del proyecto de represa en el Paso del Naranjo, comunidad dentro del Valle de Tulilha’, el cual creará un lago artificial que inundará 396 km cuadrados de selvas y tierras indígenas con capacidad de 24,540 millones de metros cúbicos. A las orillas de la presa se podrán construir “modernos” centros de población, industriales, agropecuarios y acuícolas.

Protestamos energéticamente en contra de la supuesta apertura de la construcción de esta represa. No queremos proyectos que beneficien a unos cuantos, no queremos proyectos sin que nos consulten, no queremos mejoras
para los ricos mientras los pobres seguimos en las mismas.

Peregrinaremos mirando el rostro de nuestros hijos, marcharemos buscando la armonía de nuestras tierras. Sabemos que recibiremos de nuestra Madre Tierra la
fuerza para ayudarle en su agonía. Nos alientan las palabras que el Papa Francisco nos dijo a los pueblos indígenas en su visita a San Cristóbal el 15 de
febrero:
“Sus pueblos, como han reconocido los obispos de América Latina, saben relacionarse armónicamente con la naturaleza, a la que respetan como «fuente de alimento, casa común y altar del compartir humano» (Aparecida, 472). Sin embargo, muchas veces, de modo sistemático y estructural, vuestros pueblos han sido incomprendidos y excluidos de la sociedad. Algunos han
considerado inferiores sus valores, sus culturas y sus tradiciones. Otros, mareados por el poder, el dinero y las leyes del mercado, los han despojado de sus tierras o han realizado acciones que las
contaminaban. ¡Qué tristeza! Qué bien nos haría a todos hacer un examen de conciencia y aprender a decir: ¡Perdón!, perdón hermanos. El mundo de hoy, despojado por la cultura del
descarte, los necesita a ustedes”.

A todos los que nos escuchan los animamos a sumarse a esta lucha por los pueblos originarios y por nuestra causa común. Somos mucho más que 11 municipios, mucho más que pueblos tseltales y ch’oles, mucho más que las tierras chiapanecas, porque sabemos de más hermanos y hermanas que luchan por su vida y sus derechos, por ellos también peregrinaremos estos días.

Que el Corazón del cielo y el Corazón de la tierra, dueño y creador del hombre, la mujer y la naturaleza, nos ilumine y fortalezca en estos días a favor de la vida
buena.

Dado en el municipio de Salto de Agua dentro de la Diócesis de San Cristóbal delas Casas, Chiapas, a los14 días del mes de noviembre del año 2016.
MOVIMIENTO EN DEFENSA DE LA VIDA Y EL TERRITORIO
PUEBLO CREYENTE DE LAS PARROQUIAS DE:
Candelaria, Huixtán, Tumbalá, Cancúc, Tenejapa, Oxchuc,
Ocosingo, Altamirano, Chilón-Sitalá, Yajalón y Salto de Agua.
DIÓCESIS DE SAN CRISTÓBAL DE LAS CASAS, CHIAPAS.

Movimiento en Defensa de la Vida y el Territorio.

Somos hombres y mujeres tseltales, tsotsiles y ch’oles de 11 municipios en la zona de los altos y selva en el Estado de Chiapas. Pertenecemos al Pueblo Creyente de la Diócesis de San Cristóbal de las Casas, grupo en el cual se reflexiona sobre la realidad político-social en nuestras comunidades. Huixtán, Oxchuc, Ocosingo, Altamirano, Chilón, Sitalá, Yajalón, Tumbala, Tenejapa, Cancuc y el ejido Candelaria municipio de San Cristobal.

Nuestro objetivo es unir nuestra palabra y sabiduría como pueblos originarios en la defensa de la vida y el territorio; a través de la denuncia y acciones concretas con las cuales exigimos al gobierno local, estatal y nacional el respeto y cuidado de las riquezas naturales en las que como pueblos originarios habitamos. Afirmamos que las nuevas reformas de las leyes fortalecen a las empresas y proyectos trasnacionales quienes están despojándonos de nuestro territorio, dejándonos en la miseria que lleva a la migración, alcoholismo, prostitución, empleados explotados con sueldos miserables y a la perdida de la identidad, entre otras problemáticas.

El trabajo del Movimiento en Defensa de la Vida y el Territorio ha evidenciado el desinterés del gobierno de atender a las demandas del pueblo, es por ello que necesitamos seguir trabajando unidos, buscando caminos que nos ayuden a defender la vida de nuestros pueblos y de nuestro territorio.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.