Comunicado de San Juan Cancuc

sin-titulo-jpg

“Quien acepta el mal sin protestar contra él está de hecho cooperando con él”.

Martin Luther King

 

San Juan Cancúc, a 21 de noviembre de 2016

 

A la opinión pública,

A las comunidades del municipio de San Juan Cancúc,

Al gobierno municipal de San Juan Cancúc,

A los gobiernos Estatal y Federal,

A las organizaciones de derechos humanos no gubernamentales nacionales e internacionales,

A los obispos de México,

A los medios de comunicación,

A las diferentes creencias religiosas,

A los hermanos y hermanas del Pueblo Creyente,

A los hombres y mujeres que defienden la paz:

 

¡Alto a las reformas estructurales que privatizan la vida!

¡Sí a la Vida Buena para todos y todas!

 

En este octavo día de nuestra peregrinación, al llegar a San Juan Cancuc, nos detenemos a la sombra de la ruina del Pocol na, lugar de memoria y libertad, de autonomía y resistencia de nuestros pueblos originarios. Hace 304 años (1712), María Candelaria, mujer cancuquera sensible al dolor, despojo y esclavitud de su pueblo, supo desde su fe escuchar a la Virgen del Rosario y descubrió que Dios quería libertad para el pueblo indígena. Le escuchó decir: “no hay rey, no hay tributo y no hay Dios” y de esta experiencia espiritual inició la resistencia junto con el líder guerrillero bachajonteco, Juan López.

Hoy estamos aquí en la cuna de la resistencia y autonomía de los pueblos originarios para escuchar la palabra de los antepasados que lucharon y entregaron su vida en 1712 por el territorio, la autonomía y la libertad de estos pueblos. Este lugar es señal de lo que es capaz el pueblo indígena en la búsqueda de la vida verdadera. Es necesario tener la profundidad espiritual de María Candelaria para escuchar lo que Dios quiere y también tener el liderazgo de Juan López para poner en marcha su voluntad; no sólo hombres, ni sólo mujeres sino juntos aspirar a la libertad desde el impulso de colaboración.

Desde la historia nueva que queremos construir, una vez más le decimos al mal gobierno que respeten nuestros derechos a la vida y al territorio. Seguiremos luchando en contra de las reformas estructurales y los megaproyectos, les decimos NO a la represa hidroeléctrica en el río Chacté, no a la supercarretera San Cristóbal- Palenque, no al ecoturismo, no a las minas y a la entrada de los transgénicos a nuestras comunidades.

La ambición del gobierno y los empresarios solamente puede ser detenida con la fuerza de la unión entre los pueblos de estas tierras. Estamos aquí porque no quisimos quedarnos con los brazos cruzados ante el mal que nos amenaza. Aunque algunos ven como algo positivo la construcción de presas, supercarreteras, parques ecoturísticos, parques eólicos, minas y la extracción de gas natural, nosotros sabemos que todos ellos atraen males como el despojo de nuestras tierras, la destrucción de los ecosistemas, la muerte y contaminación.

A nosotros nos trae problemas de salud por la contaminación del agua, del aire y del suelo. Y a la Tierra le abren las entrañas y la matan. Las represas privatizan el uso del agua y dejan secos los cauces de donde se alimentan nuestras comunidades. Hacen ver el agua como un “recurso”, es decir, como un negocio y no como un derecho vital de todos los seres, incluidos los humanos. ¿Con qué derecho privamos del agua a las plantas, los peces, las aves, los reptiles y a todos los demás seres con quienes compartimos nuestra Casa Común que es la tierra? ¿Acaso queremos ser los únicos seres que disfruten de esta Tierra que Dios nos encargó que cuidáramos? Es como si quisiéramos que únicamente el aire fuera para nosotros, pero sabemos que hacer eso sería buscar nuestra propia aniquilación.

Por eso, hermanos y hermanas, hoy alzamos la voz por todos los que pertecemos a estas tierras, pero también alzamos la voz por todas las plantas, los animales y demás especies con quienes corremos la misma suerte: vivimos amenazados.

Unamos nuestras voces para exigir que sea escuchada y que nuestras palabras lleguen a los oídos del gobierno Municipal, Estatal y Federal: sus leyes nos han traicionado, la aprobación de las llamadas “Reformas Estructurales” nos quiere despojar y oprimir. No nos tomaro en cuenta para hacer sus leyes, no escucharon la voz de nuestras comunidades. Por eso no nos dejaremos despojar. ¡Vamos a luchar juntos, a fortalecernos como movimiento, y a defender la vida y el territorio con todo lo que somos. Decimos:

– NO a la super-carretera que quieren hacer por nuestras casas y comunidades.

– NO al proyecto de represa en Chakte.

– NO a la destrucción y despojo de nuestra tierra.

– NO a la privatización del agua.

– NO a la contaminación y explotación de los empresarios.

– NO al enriquecimiento de unos cuántos a costa de la destrucción de la vida.

– NO a lo que nos divide y destruye.

– NO a los megaproyectos del gobierno y sus aliadas las empresas.

A todos los que nos escuchan les decimos que desde aquí, San Juan Cancúc, los pueblos originarios seguimos teniendo fe en Dios, y esa fe nos guía. Su Palabra nos conduce, su fuerza nos anima a cuidar la “Casa Común”, como le ha llamado el Papa Francisco. Nosotros, como Pueblo Creyente, hemos metido a nuestro corazón las palabras del Santo Padre, porque desde el corazón sale lo que somos. Nosotros decidimos obedecer a Dios antes que a los hombres.

Invitamos a los representantes de los tres niveles de gobierno y a los que se dicen nuestros representantes en la Cámara de Diputados y Senadores a que hagan suyas las palabras que Jesús decía: “No he venido a ser servido sino a servir”, y que de verdad sean ustedes “servidores públicos” y no servidores de los intereses de quienes controlan la economía. Escuchen la voz de los pueblos de Chiapas y del resto del país que claman justicia, libertad y Vida Buena para todos.

 

¡Viva el MODEVITE!

¡Viva la Vida!

 

Dado en el municipio de San Juan Cancúc dentro de la Diócesis de San Cristóbal de las Casas, Chiapas, a los 21 días del mes de noviembre del año 2016.

MOVIMIENTO EN DEFENSA DE LA VIDA Y EL TERRITORIO

 

PUEBLO CREYENTE DE LAS PARROQUIAS DE:

Candelaria, Huixtán, Tumbalá, Cancúc, Tenejapa, Oxchuc,

Ocosingo, Altamirano, Chilón-Sitalá, Yajalón y Salto de Agua.

DIÓCESIS DE SAN CRISTÓBAL DE LAS CASAS, CHIAPAS.

Anuncios

Un comentario en “Comunicado de San Juan Cancuc

  1. Pingback: Chiapas: “Los megaproyectos traen despojo, destrucción, muerte y contaminación” MODEVITE | .:: Pozol ::.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s