Comunicado Huixtan

sin-titulo-jpg

El desafío urgente de proteger nuestra casa común incluye la preocupación de unir a toda la familia humana en la búsqueda de un desarrollo sostenible e integral”
Papa Francisco

 

Parroquia de San Miguel Arcángel de Huixtán en la Diócesis de San Cristóbal de las casas, Chiapas México

 

A 23 de Noviembre de 2016

 

A la opinión pública nacional e internacional,

A los obispos de México,
A las organizaciones no gubernamentales,
A las diferentes creencias religiosas,
A las organizaciones sociales,
A las autoridades estatales y federales,
A los centros de Derechos Humanos,

A los medios de comunicación,
A todos los hombres y mujeres que trabajan por la paz.

 

Mega-peregrinación MODEVITE de los pueblos creyentes por la paz, la defensa de la vida de la Madre Tierra y de nuestros pueblos.

 

Denunciamos y exigimos a los tres niveles de Gobierno

En el marco del día 23 de Noviembre del presente año, el Movimiento en Defensa de la Vida y el Territorio integrado por hermanos mayas y mestizos de las 11 parroquias de la Diócesis de San Cristóbal de las casas, hemos salido en peregrinación a las cabeceras Municipales de Salto de Agua, Tumbalá, Yajalón, Chilón, Ocosingo, Altamirano, Oxchuc, Cancuc, Tenejapa, Huixtán y Ejido Candelaria, para orar a Dios nuestro padre y unirnos a nuestra Madre Tierra junto con el pueblos creyente, para invitarlos a sumarse a nuestra causa, que es la defensa de nuestros bienes comunes ante el peligro de despojo que viven nuestras comunidades.

Hoy nos pronunciamos en contra de este sistema de despojo económico, de corrupción política y marginación social llamado neoliberalismo. Nuestros pueblos viven en carne propia las consecuencias de la pobreza, la falta de empleo, migración, injusticia, alcoholismo, impunidad, contaminación del medio ambiente, extracción minera, militarización, entre otros, con la imposición de mega proyectos que sólo benefician a las grandes transnacionales dejando a nuestros pueblos divididos y enfrentados entre hermanos. Todas las políticas sociales y programas de gobierno están orientadas a dividir, violar derechos y promover un asistencialismo que atenta contra la dignidad de nuestros pueblos originarios.

Toda esta situación es permitida por los gobiernos en sus distintos niveles, que avalan toda injusticia y violación a los derechos humanos, que modifican y hacen las leyes permitiendo el despojo de los derechos de los pueblos favoreciendo y sirviendo a las grandes empresas transnacionales.

Exigimos a los tres niveles de gobierno a que cumplan lo acordado en la Declaración de las Naciones Unidas sobre los Derechos de los Pueblos Indígenas, convenio firmado por el Estado Mexicano el día 2 de Octubre de 2007. Como pueblos indígenas tenemos derechos por nuestra tierra y nuestros territorios. Como marca en los siguientes artículos:

Artículo 19. Los Estados celebrarán consultas y cooperarán de buena fe con los pueblos indígenas interesados por medio de sus instituciones representativas. Antes de adoptar y aplicar medidas legislativas o administrativas que los afecten, afín de obtener su consentimiento libre, previo e informado.

Artículo 10. Los pueblos indígenas no serán desplazados por la fuerza de sus tierras o territorios. No se procederá a ningún traslado sin el consentimiento libre, previo e informado de los pueblos. Indígenas interesados, ni sin una acuerdo previo sobre una indemnización justa y equitativa y siempre que sea posible, la opción del regreso.

Artículo 25. Los pueblos indígenas tienen derecho a mantener y fortalecer su propia relación espiritual con las tierras, territorios, aguas, mares costeros y otros recursos que tradicionalmente han poseído y ocupado y utilizado de otra forma y asumir las responsabilidades que a ese respecto les incumben para con las generaciones venideras.

Ante la destrucción de la vida y el despojo de nuestros territorios, los miembros de la parroquia de Huixtán, exigimos:

 

  • La cancelación de las reformas estructurales que privatizan los servicios esenciales para la vida del pueblo mexicano.
  • Cancelación a los permisos de exploración y explotación minera en Chiapas.
  • La cancelación de autopista o súper carretera San Cristóbal- Palenque.
  • La cancelación de la construcción de la Presa Hidroeléctrica en río Florida.
  • La construcción de la empresa coca-cola en el molino xchel.
  • Cierre de cantinas que no cumplen con los requisitos que establece la ley de salud y el reglamento en bebidas alcohólicas.
  • Exigimos que los programas sociales del gobierno dejen de lucrar con la pobreza de nuestras comunidades, que no nos utilicen para sus fines electorales y partidistas.

Y también exigimos justicia:

  • A los 43 estudiantes de Ayotzinapa, Guerrero.
  • A los presos injustamente, a los desaparecidos.
  • Alto a las amenazas de nuestros hermanos que luchan y defienden al pueblo.

Por último, hacemos una extensa y cordial invitación, a todas las distintas denominaciones religiosas, a las organizaciones de derechos humanos, a los medios alternativos de comunicación, a la sociedad en general a que se sumen a nuestro movimiento y a nuestra lucha del pueblo creyente, para contrarrestar todo lo que nos afecta, a través de un proyecto constitucional que nazca desde el pueblo, y al mismo tiempo hacemos un llamado urgente al gobierno y sus instituciones así como a los organismos no gubernamentales a promover políticas y mecanismos en el marco de un proyecto propio de País para promover un cambio real hacia la construcción de una sociedad democrática que asuma necesariamente el respeto a la vida y participación de los pueblos pobres de nuestro país.

Nosotras y nosotros como creyentes, como indígenas, desde la palabra de Dios, queremos defender la vida de nuestras hijas e hijos, de nuestros pueblos, a nuestra Madre Naturaleza y sus recursos.

 

Recordando la invitación que nos hace el jTatic Papa Francisco de cuidar y defender nuestra casa común, caminamos para defender las tres “T”: “Trabajo, Techo y Tierra”. Hoy con nuestra peregrinación también se cumplen las palabras del profeta Isaías: “Miren a mi siervo a quien sostengo; a mi elegido, en quien tengo mi complacencia. En él tengo puesto mi espíritu, para que haga brillar la justicia sobre las naciones” ( Mateo 12, 17-18).

Dado en el municipio de Huixtán, en la parroquia de san Miguel Arcángel de la Diócesis de San Cristóbal de las Casas, Chiapas, a los 23 días del mes de noviembre del año 2016.

 

MOVIMIENTO EN DEFENSA DE LA VIDA Y EL TERRITORIO

 

PUEBLO CREYENTE DE LAS PARROQUIAS DE:

Candelaria, Huixtán, Tumbalá, Cancúc, Tenejapa, Oxchuc,

Ocosingo, Altamirano, Chilón-Sitalá, Yajalón y Salto de Agua.

DIÓCESIS DE SAN CRISTÓBAL DE LAS CASAS, CHIAPAS.

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s